UNAS REFLEXIONES. UNOS PENSAMIENTOS. UNAS REAFIRMACIONES.

logoCARTA ABIERTA A MI QUERIDA FAMILIA CUBANA Y A MIS HERMANOS BABALAWOS Y SUS RESPECTIVAS FAMILIAS. LES DOY MI EXPRESA BENDICIÓN CON EL ENVIO DE LA ENERGIA VITAL DEL CENTRO DEL UNIVERSO A CADA UNO DE VOSOTROS, PARA TENER EL PODER DE GANAR Y VENCER TODOS Y CADA UNO DE VUESTROS PROPOSITOS EN ESTA VIDA, Y SER Y SENTIROS MAS FELICES.

OS DESEO QUE TENGAIS UN PROSPERO Y FELIZ AÑO 2015. SIENTO QUE ESTE AÑO NO HAYAMOS PODIDO ESTAR JUNTOS PARA CELEBRAR MI VEINTEAVO ANIVERSARIO DE MI CONSAGRACIÓN EN IFA, COMO ERA YA COSTUMBRE EN ESTA CASA.

COMO PASA EL TIEMPO… RECORDAIS… PARECE AYER CUANDO PLANIFICABA MI FUTURO. SIN EMBARGO, EL MUNDO EN GENERAL Y EL MIO EN PARTICULAR YA NO ES EL MISMO. CON EL NACIMIENTO DE MI PROPIA DESCENDENCIA TODO CAMBIA. PERO AHORA SABEMOS QUE PREVALECEMOS, Y QUE GRACIAS AL SABER Y LA SABIDURIA DE IFA, EVOLUCIONAMOS PARA BIEN. TODO TIENE UN NUEVO SENTIDO AHORA.

QUERIDOS HERMANOS OS RECORDAMOS QUE NOS PERPETUAMOS EN EL TIEMPO GRACIAS A NUESTRAS CREENCIAS, A LA INICIACIÓN RECIBIDA, A LAS CONSAGRACIONES REALIZADAS, Y A LA APORTACIÓN Y DIVULGACION DE ESTE CONOCIMIENTO, DE ESTA CULTURA Y SU COMPRESIÓN A LAS GENERACIONES FUTURAS, CON LA FINALIDAD DE LOGRAR EL EQUILIBRIO ENTRE LA HUMANIDAD, LAS FUERZAS DE LA NATURALEZA EN EL PLANETA, Y ENTRE LO DIVINO Y LO HUMANO DE NUESTRO PROPIO SER.

ESTE ES NUESTRO PODER. ESTA ES NUESTRA MISIÓN. AYUDAR AL NECESITADO DANDOLE INFORMACION Y CONOCIMENTO. ESTE ES NUESTRO PLAN. ESTE ES NUESTRO DESTINO. ESTE ES NUESTRO LEGADO PARA ENTREGAR A LOS QUE TENGAN LA SUERTE DE DESEAR ESTAR EN EL CAMINO VERDADERO, QUE CONDUCE INEXORABLEMENTE HASTA EL ESTADIO SUPREMO DE LA COMPRENSION DEL CONOCIMIENTO DEL GENESIS DE LA VIDA, ASCENDIENDO HASTA EL MISMO CENTRO DE LA ENERGIA VITAL DEL MULTIUNIVERSO.

SABEMOS QUE HEMOS SIDO ELEGIDOS Y BENDECIDOS POR EL UNIVERSO CON LA CONCESION DE UNA GRAN DESCENDENCIA ESPIRITUAL, YA INICIADA Y RECONOCIDA UNIVERSALMENTE, Y QUE CONTAMOS CON SU EXPRESA APROBACION. Y QUE POR NUESTRO MERECIMIENTO NOS HA SIDO DADA LA DESCENDENCIA BIOLOGICA Y ESPIRITUAL NECESARIA PARA SEGUIR TRASCENDIENDO NUESTRO PROPIO SER UNIVERSAL MEDIANTE LA EVOLUCION METAFISICA DE LO ESPIRITUAL Y SU TRANSMUTACIÓN EN LO MATERIAL U ORGANICO.

PERMITIDME RECORDAROS QUE TENEMOS LA APROBACION DEL UNIVERSO DE LOS UNIVERSOS PARA SEGUIR AVANZANDO EN EL CAMINO DE NUESTRA REALIZACION, PARA HACER EL BIEN AL SERVICIO DE LA HUMANIDAD.

SI LARGO Y DIFICIL ES EL CAMINO PARA EL POSEEDOR DE LOS SECRETOS DE IFA, CUAN DEFICULTOSO E INSUFRIBLE NO SERA EL RECORRIDO POR EL INEXPUGNABLE SENDERO DE LA VIDA , PARA UN SER DESAFORTUNADO, DESCONOCEDOR DE SU PROPIO PODER, DE SU DESTINO, Y DE QUE HAY UN PLAN PERSONAL DETERMINADO Y OTRO PLAN DIVINO PREDETERMINADO PARA CADA PERSONA EN ESTE MUNDO. Y SIN OLVIDARNOS, CLARO ESTA, DEL CUESTIONABLE LIBRE ALBEDRIO Y DE LAS CIRCUNSTANCIAS INDIVIDUALES Y LAS VARIABLES ASIGNADAS EXPRESAMENTE A CADA PERSONA DE ESTE MUNDO EN GENERAL.

POR HOY, PONGO PUNTO FINAL AL FLUJO NATURAL DE MIS LIBRES PENSAMIENTOS E INQUIETUDES QUE ME MANDA EL UNIVERSO, Y ME REAFIRMO EN LA BENDICION UNIVERSAL PARA TODOS NOSOTROS. Y QUE LA FELICIDAD Y LA BUENA SUERTE NOS ACOMPAÑE PERMANENTEMENTE.

SIEMPRE INCONDICIONAL, VUESTRO

MAESTRO SANTIAGO

¿Un fracaso puede ser positivo? El aprendizaje se da siempre

Ya lo decía Winston Churchill: “El éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”. Sin embargo, seguimos creyendo que el fracaso nos lleva a ser considerados perdedores y por eso lo escondemos, no lo reflejamos en nuestro currículum y no lo vivimos como un camino hacia el éxito. ¿Cómo podemos cambiar esta percepción?

La idea de que “debemos aprender del fracaso” es un clásico que con frecuencia desatendemos. Para poder hacerlo, deberíamos primero reconocer que hemos fracasado, lo que no suele ser fácil; y después sacar las conclusiones de un análisis lo más desapasionado posible, lo que es más difícil todavía. Mary P. Follet, una de las autoras pioneras del management, ya se pronunciaba en este sentido en 1927. Contaba de un emprendedor que había tratado de construir una máquina de hielo que no funcionó. Cuando un amigo le dijo que sentía que hubiera fracasado, él le contestó que no había fracasado: efectivamente, la máquina no funcionaba, pero como experimento era un éxito notable. Se aprende igual en los fracasos que en los éxitos, añadía. Posiblemente haya que ir más allá y decir que en los fracasos se aprende más, porque el éxito frecuentemente ciega los ojos de la persona y le hace creer que se debe a cosas que no son, sin pensarlo más, porque si ha habido éxito ¿qué más tenemos que pensar? Con repetir basta…

Es muy posible que tengamos como sociedad un temor al fracaso superior al que indicaría la prudencia bien entendida. En el mundo empresarial, el riesgo es algo consustancial a la innovación, y por tanto con la competitividad y el desarrollo de la empresa a largo plazo. Desde este punto de vista, es importante tener presente dos cosas: que el aprendizaje se da siempre y que este aprendizaje va construyendo un “activo de conocimiento” en forma de la experiencia de las personas, que acaba marcando, se quiera o no, la calidad de sus decisiones futuras, así como las implantaciones de las mismas.

Una parte fundamental del funcionamiento de toda empresa son las interacciones entre personas, tanto en el seno de la propia empresa (colaboraciones, trabajo en equipo, coordinación…) como en los contactos de la empresa con su entorno (entre vendedores y clientes, entre compradores y proveedores, entre directores financieros y bancos…). Todos los involucrados aprenden de cada interacción, quieran o no, sea cual sea la enjundia de la misma y tanto si la misma es exitosa o acaba en fracaso. Así es, al fin y al cabo, la naturaleza humana.

Pero el aprendizaje puede ser de distintos tipos. Tendemos a fijarnos sólo en la acumulación de conocimiento, pero también hay aprendizaje en las habilidades y en las actitudes. Y entonces nos daremos cuenta de que puede ser positivo (ir en una dirección de mejora) o negativo, empeorando para el futuro, adquiriendo vicios en nuestras habilidades o adoptando actitudes que dificulten futuras interacciones. Por tanto, el aprendizaje es una parte del resultado de cualquier interacción además del más explícito y por eso más observable y medible (en empresa, el resultado económico-financiero, por ejemplo), que por ello con frecuencia acaba considerándose implícitamente como el único, independientemente de que se haya producido un aprendizaje positivo en el sentido anterior. Y cuando nos hacemos el propósito de “aprender de los fracasos” debemos buscar lo que de positivo pueda haber en el proceso que nos ha llevado a ese tipo de resultado; como también deberíamos buscar qué hay de negativo (que siempre hay algo) en procesos que por el criterio convencional calificaríamos de “éxito”.

fracasoEn definitiva, deberíamos ampliar el tema, y hablar de “aprender de los éxitos y de los fracasos”, entendiendo que de ambos pueden aprender las personas involucradas por razón de su participación en el proceso que condujo a los mismos. No hacerlo, olvidar, incluso contemplarlo, es despilfarrar un aprendizaje que, de hecho, ya se produjo y que nos llevamos puesto.

Existen, obviamente, cuatro posibilidades correspondientes a las posibles combinaciones de resultados económicos positivos o negativos, y resultados de aprendizaje también de uno u otro signo. Deberíamos considerar el balance de resultados completo de cada situación. Las que combinan un resultado positivo con otro negativo son las más interesantes. ¿Hemos conseguido un buen resultado económico –lo que sin pensar mucho se considera un éxito– a base de engatusar al cliente? ¿Qué hemos aprendido y qué creemos que habrá aprendido el cliente? ¿Nos parece todo positivo? ¿O hemos obtenido un mal resultado económico –un fracaso– pero genuinamente convenciendo a un cliente con buen potencial futuro?

Reflexiones de este estilo, planteadas para explicitar los buenos y malos aprendizajes y hacer planes para su aprovechamiento es lo que deberíamos mejorar en la empresa y su entorno, encauzándolos en positivo para el futuro. En las empresas, los directivos y sus colaboradores a todos los niveles, aunque aquellos deben entender que tienen más responsabilidad en el empeño y que no pueden rehuir ejercer el papel de mentor (¿coach, diríamos ahora?) como una parte de su labor que pone de hecho encima de la mesa el tan manido tema de la ética en los negocios. Y también en las escuelas de negocios…, otro tema para el que no disponemos ahora de espacio.

Artículo publicado en La Vanguardia

¿Un fracaso puede ser positivo? Reacciones que sanan

Obtener un mal resultado en algo que nos habíamos propuesto, no conseguir lo que queríamos en cualquier ámbito de la vida… El fracaso nos afecta y puede pasar una seria factura a nuestro interior.

Ante él, las personas tenemos dos alternativas: superarlo y reaccionar positivamente o no superarlo y caer en la más profunda negatividad.

Para quien no logra superarlo, el fracaso puede convertirse en un problema psicológico o generar graves problemas subyacentes. La sensación de fracaso, el dolor causado por la herida, son percepciones subjetivas que pueden provocar reacciones psicológicamente nocivas, relacionadas a una forma de ser poco madura o equilibrada.

Son los mecanismos inmaduros: de negación (negarse a reconocer el problema), de proyección (echar la culpa a otro) y de racionalización exculpatoria (no razonar sino buscar una justificación exculpatoria para uno mismo).

Pero hay otra forma de enfrentarse al fracaso: crear reacciones positivas que son las que sanan y ayudan a desarrollar la resiliencia o capacidad de sobreponerse a la adversidad y al dolor emocional. Para generarlas, hay que mejorar en autoconocimiento y reconocer qué decisiones erróneas hemos adoptado desde el punto de vista técnico/profesional y ético.

Hay que razonar el fracaso con objetividad, preguntarse si uno ha puesto todos los medios posibles para conseguir el objetivo y analizar en qué medida han intervenido factores externos que no estaban a nuestro alcance controlar. La sensación de fracaso será más aguda cuanto más altas e irreales son las expectativas de éxito creadas y en las propias capacidades para conseguirlo.

Preocuparse por cómo ha quedado nuestra imagen, qué pensarán y dirán de nosotros es lo más patológico. Las terapias basadas en ayudar desinteresadamente a los demás, el fomento del esfuerzo personal para actuar mejor a partir de ahora y dar un sentido más profundo a las metas que nos propongamos, ayudan. Y si efectivamente toda o parte de la culpa del fracaso es de otros, hay que saber perdonarles.

Pero, sobre todo, ante el fracaso hay que desdramatizar, porque casi nunca es cierto aquello que decimos de que “esto es lo peor que podía haberme ocurrido”. Así que ríase de usted mismo y mejore en humildad. Porque la humildad proporciona alegría y aporta mayor realismo para enfrentarse a nuevos retos.

Artículo publicado en La Vanguardia

La eterna juventud. El tesoro más codiciado

El interés por la vida y por el envejecimiento es una constante en la historia de la humanidad. Mitos como el elixir de la vida, buscado por alquimistas, está presente en las culturas hebrea, griega y romana. El arte lo ha representado en obras como ‘El jardín de las delicias’ de El Bosco o ‘La fuente de la juventud’ de Lucas Cranach. En la obra de Oscar Wilde es una constante.

Desde tiempos remotos, la búsqueda del elixir de la eterna juventud ha sido, aunque parezca increíble, el tesoro más codiciado de las civilizaciones existentes. Desde Roma a nuestros días, griegos, persas y egipcios han perseguido sin éxito la fuente de la eterna juventud. Para beber su elixir, para zambullirse en sus aguas y conseguir así la inmortalidad. Adán y Eva fueron expulsados del jardín del Edén por comer del árbol del conocimiento del bien y de mal: el único prohibido. Yahvé tuvo miedo del ser que había creado: el hombre fue expulsado del paraíso de la vida eterna. Fue la alquimia la gran precursora de la búsqueda de la eterna juventud. Los alquimistas sentaron las bases sólidas del moderno desarrollo científico: la biomedicina. El pasado nos empuja siempre hacia adelante y nos recuerda permanente los orígenes, la sabiduría acumulada a lo largo de los tiempos. Pero en el siglo XXI ni las pócimas de los antiguos egipcios ni los pactos con el diablo sirven ya. La cirugía plástica del futuro es otra cosa.
La tendencia del futuro en la cirugía plástica del siglo XXI es regenerar la piel para evitar su envejecimiento, este es futuro de nuestra especialidad. Actualmente existen estudios científicos que avanzan día a día bajo estas dos premisas: regenerar y evitar el envejecimiento. Todo ello gracias al tejido adiposo, la grasa; se ha comprobado científicamente que en la grasa existen muchísimas células madre mesenquimales que son células capaces de regenerar la piel, las cicatrices y el cartílago articular. Actualmente existen bancos de tejido graso del propio paciente y que mantienen este tejido en crioconservación para poder ser utilizado en el en el futuro. Todavía no podemos regenerar con las garantías suficientes, pero la cirugía plástica actual seguirá reparando, porque un accidente o un cáncer seguirán necesitando cirujanos plásticos reparadores, para conseguir una mayor calidad de vida del paciente. Si el cirujano plástico es capaz del reparar tejidos fundamentales, también está preparado para dar mayor calidad de vida a los tejidos más superficiales. Este es el camino de la cirugía estética: porque nos gusta vernos mejor para sentirnos bien y es ahí donde la habilidad del profesional nos permitirá enlazar mejor la edad del paciente con su aspecto.

La generación de los años cincuenta y sesenta hemos visto envejecer a los nuestros de una forma absolutamente diferente a la que lo harán nuestros hijos. Una persona de 70 años del siglo pasado era un anciano –según los últimos estudios en España la esperanza de vida se ha duplicado–. Hoy por hoy, una persona que conserve una buena salud puede empezar una nueva vida a los 60: algunos se casan y tienen hijos, eso es sinónimo que piensan en una longevidad larga que no les afecta la edad cronológica porque su edad biológica es menor. Los cirujanos plásticos gracias a la innovación biomédica y quirúrgica conseguimos equilibrar la edad que tenemos con la edad que sentimos.

Nuestra edad cronológica viene marcada por el DNI y la edad biológica es la que nosotros nos vemos y sentimos. A menudo no están bien equilibradas porque habitualmente la edad biológica suele ser menor que la cronológica, es decir, nos vemos más jóvenes de lo que somos y esto favorece que queramos estar mejor y deseamos mantener viva esta percepción que nos favorece. La cirugía estética entra de pleno en esta dicotomía porque junto a la sensación de encontrarnos bien somos conscientes de la realidad de envejecimiento de nuestra piel y de los tejidos. Es el momento, como dicen mis amigos italianos, de ripristinare, de recolocar los tejidos en la posición y condición de hace años.

Ilustracion-del-Temas-de-debat_54406388194_51348736062_224_270Envejecer no es malo; acumulamos experiencia y sabiduría. Adoptemos el lema “dar vida a los años y no años a la vida”. Intentemos conseguir un buen cuidado del cuerpo y la mente, con el sólido objetivo, de mejorar nuestra calidad de vida. Imaginemos que nuestro envejecimiento viene controlado por un gran reloj donde las agujas de las horas y de los minutos avanzan inexorablemente. El cirujano plástico puede retrasar esas agujas del reloj pero de ninguna manera pararlo. Después de un tratamiento estético te ves mejor porque tu imagen encaja con la que guardabas en el archivo de las imágenes bonitas de ti. Esto es lo que busco en un resultado de cirugía y medicina estética: en primer lugar la normalidad, huyendo de las exageraciones, y en segundo lugar obtener una armonía natural, que se vea bonito el resultado y que no parezca exagerado. ¿Culpabilizarnos por querernos sentir mejor? Nunca. Mejorar nuestro aspecto externo no debemos asociarlo al egoísmo sino a la generosidad en el sentido que si estamos contentos con nosotros mismos esto beneficiará a nuestro entorno familiar y profesional. Quererse uno mismo es un signo importante de madurez. Debemos hacernos un favor: cuidarnos.

Me gustaría terminar con tres pequeños consejos; no dejarnos envenenar con la alimentación y bebidas que nuestro cuerpo no tolera bien; hacer ejercicio por el placer de pasarlo bien, sin marcas a batir y mantener vivas las ilusiones.

Artículo publicado en La Vanguardia

La eterna juventud. Aceptar el paso del tiempo

Vivir es sinónimo de dinamismo y evolución. Esto se traduce en la consabida sucesión de etapas que aprendimos en la escuela bajo el nombre de ciclo vital: nacer, crecer, reproducirse y morir. Quizás le deberíamos añadir envejecer, un periodo que, con los avances en higiene, alimentación y prevención de algunas enfermedades, se ha logrado prolongar de una manera satisfactoria.

Sabemos muy bien que envejeceremos; sin embargo, a pesar de tal certeza, nos cuesta aceptar los efectos del paso del tiempo; toleramos mal el deterioro progresivo de las funciones fisiológicas o la pérdida de agilidad física y mental.

En la era veloz del usar y tirar –amante de resumir ideas en 140 caracteres–, vivimos una exaltación de la juventud que, implícitamente, equipara el hecho de envejecer con pérdida o salir de la circulación. Lentitud suena a sinónimo de ineficacia, y se cree erróneamente que la sabiduría está en Google y no en la experiencia para aplicar la información adecuada en el momento preciso. El aspecto físico no queda a salvo: parece que la arruga dejó de ser bella; ¿estará relacionado con la superficialidad progresiva de la sociedad?

Entre cuidarse y obsesionarse, ¿dónde está el límite? ¿Medicamentos para no cansarnos tanto y poder seguir corriendo maratones? ¿Cirugías plásticas anuales para eliminar hasta la saciedad arrugas y flacideces inoportunas? ¿Productos para tener relaciones sexuales con el vigor de los veinteañeros?
Quizás el problema no sea estar a favor o en contra de los avances, sino que radique en el empeño vano de detener el ciclo vital porque lo marcan los cánones de la moda, como una forma de esconder ingenuamente la cabeza debajo del ala.

¿Y si nos preparásemos para afrontar mejor y con mayor naturalidad esta etapa? Hace siglos, Cicerón dijo: “El viejo no puede hacer lo que hace un joven; pero lo que hace es mejor”; Ingmar Bergman lo expresaba de un modo más gráfico: “Envejecer es como escalar una gran montaña; mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena”.

Ver la vejez de este modo es un aprendizaje que debe empezarse desde jóvenes. Quizás se trate de vivir con intensidad y a consciencia, así como de saber adaptarnos a los distintos momentos vitales. Porque, si algo sabemos con certeza en la vida, es que nada es eterno, ¡y mucho menos la juventud!

Artículo publicado en La Vanguardia

OLUOS IBORU! AHIJADOS IBOYA! SANTEROS IBOCHICHE!

A mi querida familia cubana. ¡Mi Bendición!

Muchas felicidades Margarita por tu segundo “plante”, tu nuevo “Santo”. Adelante con tu buen “Aché” ! Pero que muy bien¡

Como podéis suponer, con estos dos angelitos que tengo a mi alrededor, me sobra muy poco tiempo.

Los niños están muy bien de salud. Personalmente me encuentro bastante bien. Y seguimos atendiéndoles con las nanys, Asun y Alicia.

Como no tenemos espacio suficiente para que los niños puedan jugar, estamos finalizando una amplia sala de juegos para que puedan corretear libremente y no tengamos que prohibirles continuamente todo lo que no pueden tocar. No solo andan, corren que casi vuelan. No paran ni un momento. Son incansables. Duermen mucho por la noche y hacen una buena siesta. Salen de paseo dos veces al día. Ya no toman el biberón. Ya comen de todo. Papilla de leche y cereales, verdura con carne o pescado, fruta, yogur. Todo ello con la cuchara.

Son muy exigentes y celosos. Tienen mucho carácter. Quizá demasiado. Ya juegan entre ellos. Uno copia del otro lo que ve hacer. Es bueno que vivan juntos como buenos hermanitos, aunque son muy diferentes de manera de ser. Espero que se complementen. Empiezan a quererse y también a quitarse los juguetes. También se les ve muchos gestos de cariño y verdadera devoción. Siempre quieren más “papa”. Es una gozada ser padre.

Como cada mes, el próximo lunes os enviaré un resumen de las ultimas fotos tomadas en el mes de Abril.

cub6Margarita, voy siguiendo la evolución de mi ahijado Jaime y los enormes progresos de Mélany. Estan preciosos, guapísimos. ¡¡Que bien!! Gracias por las fotos.

Saludos de Asun, que os recuerda continuamente. Se lo pasó muy bien en vuestra compañía. Y con ganas de volver.
Mi cariño para todos vosotros, mi querida familia cubana.

Disculpad, últimamente, mi escasa comunicación. A veces es una cuestión de la escasez del tiempo meditacional, del estado de ánimo de uno mismo, o que el tiempo ocupacional no da más de sí.

No obstante, sabed que siempre estáis en mi pensamiento y que os llevo en mi corazón.

Os agradecería que me dierais noticias de Juan Carlos y su familia. Como va su vida en Florida.

Oscar, gracias por tu llamada-alarma, y a vuestra inquietud. Besos a Inés, Marga, Mélany, mi ahijado Jaime y la mamá de Oscar.

Un fuerte abrazo a Levy y Chuchi. Y para ti, querido hermano Oscar, mi respeto y admiración.

Saludos de mi parte a Ricardo y a todos los hermanos pertenecientes a nuestra numerosa “familia” religiosa proveniente (iniciados) o con la aceptación del ODU-OLOFI del MAESTRO SANTIAGO.

MAESTRO SANTIAGO

¿Para qué sirvo? Descubrir el talento

Todos servimos para algo y el abanico de posibilidades es muy extenso. Pero ¿cómo podemos descubrir nuestras habilidades? Hay personas que las desarrollan de forma natural. A otras les cuesta saber qué se les da bien y desarrollarlo. En muchos casos, la familia es clave para potenciar las aptitudes, pero a veces supone un freno al querer desviarlas hacia otros intereses.

Bill tenía dos carreras universitarias: contabilidad y finanzas. Al finalizar sus estudios en la universidad y graduarse entre los primeros de su promoción, fue contratado como controller para una gran corporación. Respetado y eficaz, Bill ascendió rápidamente por la jerarquía corporativa. Durante tres años representó a la empresa en el consejo de entidades que prestaban servicios comunitarios, liderando campañas de recaudación de fondos que batieron récords. Cuando Bill tenía 35 años, su psiquiatra le aconsejó que considerase un cambio de profesión a causa del estrés que sufría como controller.

¿Qué trabajo podría realizar que implicara menos estrés y que también proporcionara unos buenos ingresos? Bill decidió experimentar el proceso Dependable Strengths® (DS) para descubrir sus fortalezas. El DS fue creado por Bernard Haldane en 1945, tras la Segunda Guerra Mundial, para ayudar a los militares estadounidenses en su transición a la vida civil. En la actualidad, el Center for Dependable Strengths es el encargado de mantener y difundir el DS por todo el mundo. El núcleo del proceso lo constituye la identificación y narración de un tipo particular de historias personales, las “buenas experiencias”, que ilustran el despliegue de algunas de nuestras fortalezas.

Bill comenzó a identificar “buenas experiencias” desde su tierna infancia y las ordenó cronológicamente. Entre los 5 y los 9 años estableció un récord vendiendo revistas. Tenía a 7 compinches trabajando para él. Después vendió la ruta para asociarse como vendedor con otro chico del vecindario que tenía una buena imprenta. Los dos se forraron. En el instituto, Bill tenía un próspero negocio de venta de leche a las escuelas públicas y a otras instituciones. En la universidad llevaba tres franquicias simultáneamente, todas ellas con gran éxito.

¿Cómo diantres acabó Bill estudiando contabilidad y finanzas?, te preguntarás. El padre de Bill no tenía un buen concepto de los vendedores. Le pidió a un prestigioso profesor universitario amigo suyo que invitara a Bill a cenar a su casa para orientarle un poco. “No has de ser un vendedor toda la vida. Eres lo bastante inteligente como para ser un buen profesional”, sentenció el profesor. Así es como Bill comenzó a estudiar contabilidad y finanzas en su tercer año en la universidad, y abandonó la idea de las ventas y el marketing.

La exploración de las “buenas experiencias” de su vida permitió a Bill vincular las fortalezas y el disfrute de sus primeros años con las “buenas experiencias” más recientes, las de las colectas de fondos para las entidades de servicios comunitarios. Finalmente, Bill abandonó la contabilidad y empezó a trabajar en marketing, logrando alcanzar un mayor éxito profesional y, sobre todo, dejando atrás aquel estrés letal.
La historia de Bill me hace reflexionar sobre tres puntos clave. Primero, la respuesta a la pregunta ¿Para qué sirvo? es personal e intransferible. La llevas en tu interior y deberás esforzarte para encontrarla. Tu familia, tus amigos, tu pareja, todos querrán darte consejos. No les escuches. Ya viste cómo acabó Bill. Trabaja diligentemente en tu autoconocimiento: prueba el DS; contesta el cuestionario StrengthsFinder®; experimenta tanto cuanto puedas, prestando atención a tus reacciones. Por ejemplo, ¿ejecutas fácilmente una actividad, como si supieras de antemano los pasos que tenías que dar, y, además, la haces perdiendo la noción del tiempo? Estás, sin duda, ante una pista de que has puesto en juego uno o varios de tus talentos.

para_que_sirvoSegundo, nuestro patrón de talentos es único y perdurable. Lo de único suena guay, pero lo de perdurable, o sea, que es inmutable, probablemente ya no te guste tanto. Lo siento, pero te recomiendo que lo aceptes cuanto antes. La creencia de que todos podemos aprender a ser excelentes en casi todo está muy extendida, pero, nos guste o no, es errónea. La neurociencia nos lo corrobora. “Pero Bill sacó unas notas excelentes en contabilidad y finanzas, ¿no?”, refutarás. Cierto, porque probablemente uno de sus talentos es learner, es decir, le gusta el proceso de aprender, el contenido es lo de menos. La cuestión es: ¿era feliz trabajando de controller?

Tercero, cuando ponemos en juego nuestros talentos, tiempo y energía fluyen. ¿Una prueba? Escribe una frase con la mano que no dominas. Te sentirás torpe e incómodo. Estarás pensando en cómo coger el lápiz o en cómo escribir las letras correctamente. A continuación escribe la misma frase, pero esta vez con tu mano dominante. Te sentirás bien, natural. Ni pensarás. Ahora compara la calidad de las dos frases. Coteja también el tiempo y esfuerzo invertidos. ¿Qué concluyes? Si decides mejorar tu escritura con tu mano no dominante, bienvenido a la gestión de las debilidades, a la frustración y al estrés. Si decides continuar escribiendo con tu mano dominante, bienvenido a la gestión de fortalezas, a la productividad y a una mejor calidad de vida. Tú eliges.

Artículo publicado en La Vanguardia

¿Para qué sirvo? ¿Sé gestionar el potencial?

Alguna vez nos hemos planteado esta pregunta? Posiblemente, en más de una ocasión. Pues bien, esa misma reflexión deberíamos hacernos los gestores del talento de las empresas con un doble objetivo; por una parte, extraer el máximo potencial de los colaboradores que forman parte de nuestras organizaciones, y por otra, facilitar el óptimo desarrollo profesional y personal de los mismos. ¿Cómo podemos conseguirlo? Una cosa nos debe quedar clara; ninguno de nosotros puede ser excelente en todo, por lo que como gestores de talento, debemos centrarnos en identificar aquello que realmente motiva a las personas a demostrar la excelencia, ayudando a aflorar y potenciar sus fortalezas y no empecinándonos en tratar de eliminar sus carencias, por activa y por pasiva, es decir, aquello en lo que no son buenos, y que casi con total seguridad, tampoco les motiva. Por ejemplo, yo soy un auténtico desastre y nada habilidoso en temas relacionados con el bricolaje y además, no me gusta y no me motiva porque no estoy preparado, porque no tengo la inteligencia para ser mañoso y este es un proceso que se realimenta entre sí –el no ser habilidoso y el no atraerme–. ¿Cómo debemos gestionarlo? Desde el punto de vista de las empresas, debemos diseñar políticas de recursos humanos que permitan conseguir que todos y cada una de las personas que forman nuestras organizaciones dispongan de planes de desarrollo que, desde el punto de vista profesional, les permitan conseguir lo que podríamos denominar “hito de carrera” o “momento dulce”.

¿Cómo podemos definir este “momento dulce” o “hito de carrera”? Básicamente, cuando ante las cuatro preguntas o reflexiones expuestas a continuación, la respuesta sea afirmativa. Estas cuestiones, a modo de auto reflexión, se resumen en: ¿Estoy haciendo algo que me gusta o me interesa? ¿Tengo los talentos, conocimientos, habilidades y experiencia para hacerlo? ¿Soy consciente de que genero un impacto visible en la organización, es decir, de que mi trabajo aporta un valor tangible para la organización? ¿Recibo un reconocimiento y me siento remunerado de una forma justa?

Indudablemente, todos sabemos que nuestras organizaciones no disponen de la versatilidad ni de la flexibilidad para conseguir este estado ideal para todos nuestros colaboradores, pero en tanto en cuanto dispongamos de los mecanismos y de la voluntad para intentarlo, estaremos en condiciones de disponer de una fuerza laboral comprometida, motivada y con un elevado grado de satisfacción, que da el máximo de su potencial y que nos diferencia en el mercado.

Artículo publicado en La Vanguardia

Enseñar a sufrir. Tolerancia a la frustración

La frustración y la tristeza son inevitables. Es absurdo pretender resguardar a nuestros hijos de ellas. Tarde o temprano, la adversidad llegará y lo único que habremos conseguido tratando de evitarla y posponiendo el sufrimiento es hacerlos frágiles. Sólo si dejamos que los niños experimenten dolor y otras emociones difíciles podrán desarrollar habilidades para superarlas.

Padres y madres desean lo mejor para sus hijos y por lo tanto se preocupan por su bienestar. El bienestar debe ser una de las finalidades de toda educación, tanto familiar como formal. Lo cual a veces puede provocar un malentendido que conviene clarificar: el bienestar no consiste en estar sentado en el sofá de casa sin hacer nada; sino en implicarse emocionalmente en alguna actividad con sentido, con unos objetivos que se pretenden lograr con esfuerzo, y mucho mejor si están orientados al bien común. Cuando uno tiene frío hay dos formas de calentarse. Una es sentarse junto al fuego. Otra es ir a hacer leña para que los demás se puedan calentar. Curiosamente esta última opción probablemente caliente más que estar sentado junto al fuego.

Al intentar hacer leña, pueden surgir dificultades: mal tiempo, terreno abrupto, ausencia de árboles, etcétera. La frustración consiste en no conseguir lo que se esperaba: se presentan dificultades, obstáculos que dificultan o impiden el logro de los objetivos. La frustración es la vivencia emocional ante una situación en la que una expectativa (objetivos, deseos, proyectos, ilusiones) no se cumple. Y esto produce malestar y a veces sufrimiento.

Conviene aceptar que la frustración es inevitable. Sobre todo en la medida en que uno se propone muchos objetivos a lo largo de la vida. Por esto es importante que desde niños se aprenda a tolerar las frustraciones. La tolerancia a la frustración es la capacidad de continuar acciones a pesar de los contratiempos y adversidades. Una persona que tiene un nivel alto de tolerancia a la frustración necesita que esta sea muy alta para enfadarse, entristecerse o experimentar ansiedad y desistir de los objetivos. La tolerancia a la frustración es una capacidad susceptible de aprendizaje y tiene mucho que ver con resistencia al estrés y resiliencia (capacidad de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas).
Un nivel alto de tolerancia a la frustración indica madurez y equilibrio personal. Las personas con tolerancia a la frustración se caracterizan por tener un estilo de vida con menos estrés, con más resiliencia y con mayor bienestar. Estas personas no renuncian a objetivos por miedo a la frustración de no lograrlos; sino que afrontan las frustraciones de forma apropiada. Aceptan con más facilidad el dolor y el sufrimiento y su comportamiento representa el adagio popular de al mal tiempo buena cara.

Las personas con alto nivel de tolerancia a la frustración tienden a tener una alta motivación de logro y a obtener mejores resultados académicos. Los buenos deportistas son un ejemplo. Por esto es muy importante educar para tolerar la frustración. Algunas sugerencias recogidas de la educación emocional son las siguientes. En primer lugar se trata de tomar conciencia de la importancia de educar para tolerar las frustraciones. Esto permite reconocer cuando estoy ante una frustración: las cosas no salen como esperaba o como deseaba. Tomar conciencia que esto puede activar principalmente ira o tristeza. Si lo que se activa es la ira, hay un serio peligro de derivar en violencia de cualquier tipo. Si lo que se deriva es tristeza, pueden venir ganas de llorar y de desistir: no deseamos proponernos objetivos ambiciosos en el futuro. Aprender a regular la frustración es poner la energía necesaria para aceptar la situación, mantener la autoestima y actuar de forma positiva, con los condicionamientos ambientales y las características personales de cada uno. No se trata de hacer personas frustradas y contentas ante cualquier situación. No confundir frustración con sadomasoquismo. Ante la inevitabilidad de la frustración, se trata de educar en un difícil equilibrio: puede ser tan negativo una infancia sin frustraciones como una infancia con excesivas frustraciones. En la búsqueda de este equilibrio, conviene reconocer que no poder ir a jugar una tarde con los amigos es muy diferente de no poder jugar durante un mes.

ensenar_a_sufrirMadres y padres no tienen más remedio que poner límites a sus hijos. Los cuales lo perciben como una frustración. Algunos padres, para no frustrar a su hijo, tienden a renunciar a ponerle límites. Lo cual no es una medida educativa apropiada. Conviene tener presente que un niño con baja tolerancia a la frustración, alta impulsividad y que no le ponen límites, a la larga se puede convertir en una bomba de relojería que puede explotar en cualquier momento. La labor educativa de las familias no consiste en provocar frustraciones. Sino en observar y captar cuando esto sucede. En este momento se trata de sintonizar con la emoción del hijo; legitimar esa emoción; darle opción para que se exprese, aunque sea de forma abrupta, con improperios, quejas o desconsuelo. Escuchar pacientemente. No se trata tanto de consolar o dar soluciones como de comunicar, a veces sin palabras: estas cosas suceden, hay que aprender a superarlas y aquí estoy para apoyarte.

Artículo publicado en La Vanguardia

Enseñar a sufrir. Dejemos las piedras

A los padres no nos gusta ver sufrir a nuestros hijos. Es lícito y natural que deseemos su bienestar y que procuremos favorecerlo. Tan sólo unos padres con algún trastorno o carencia grave podrían alegrarse del padecimiento de los hijos e incluso provocarlo. Pero desear la felicidad de los hijos no significa hacerles las cosas fáciles ni esconderles la cara amarga de la vida. Si queremos que sean capaces de encarar dificultades y situaciones adversas, y que salgan bien parados y fortalecidos, tienen que poder experimentar desde pequeños. No hace falta que les pongamos trabas adicionales, pero tampoco les tenemos que ahorrar las dificultades que se presenten.

Sorprende que actualmente haga falta organizar talleres y actividades para que las criaturas experimenten la frustración, cuando tendría que ser un aprendizaje inherente a la vida misma. Es absurdo, aparte de iluso, pretender resguardar a los niños en una especie de burbuja. Tarde o temprano, la adversidad llamará igualmente a su puerta y lo único que habremos conseguido tratando de evitarla y de postergar el padecimiento es hacerlos frágiles o ineptos para afrontarla.

Los traspiés y las tristezas son necesarios, además de inevitables. Hay cosas que sólo se aprenden cayéndose y hay caídas que suponen impagables lecciones de humanidad, de fortaleza, de humildad y de madurez. Sólo si dejamos que nuestros hijos tropiecen y se caigan, podrán desarrollar habilidades para levantarse. Sólo si permitimos que experimenten dolor, frustración, impotencia, irritación y otras emociones difíciles, aprenderán a transitarlas sin caer en un pozo y a mitigarlas y superarlas sin tener que recurrir al consumo de ansiolíticos o a otro tipo de adicciones.
Parece mentira que siendo tan obvio, estén tan en boga los llamados “padres helicópteros”, que sobrevuelan constantemente a los hijos para controlar cada paso que dan y evitar cualquier riesgo, y los “padres quitanieves”, que van por delante de los hijos aplanándoles el camino y retirando cualquier obstáculo. Un gran error si tenemos en cuenta que la sobreprotección es una forma de cariño que perjudica a los menores, ya que los deja indefensos ante la vida. Quien no se ha dado nunca un porrazo es difícil que se convierta en una persona emocionalmente competente. El amor que hace bien y que ayuda a crecer es el que puede soportar el padecimiento de ver sufrir a los hijos, aunque a veces se nos rompa el corazón, porque sabe que de las piedras del camino se pueden extraer perlas y de los resbalones nuevos pasos de madurez.

Artículo publicado en La Vanguardia

“YA TENEMOS UN AÑO”. JAUME MANUEL & IAGO JOSEP CUMPLEN UN AÑO

“YA TENEMOS UN AÑO”. Esta es la primera frase o inscripción que se nos atribuirá en el futuro, recordando un día tan especial y único como es la celebración del primer aniversario de nuestro nacimiento en la ciudad de Sacramento, capital del estado de California, el 25 de Febrero de 2013.

IMG_3955Si pudiéramos hablar y expresarnos inteligiblemente, os diríamos que nuestro nacimiento o el milagro de la creación de nuestras preciadas vidas ocurrió hace unos años. Era el verano del año 2010, cuando nuestro progenitor inició un plan operativo muy meditado y estudiado durante largo tiempo, para tener descendencia propia y formar una familia. Pero fue el 19 de Junio del año 2012, cuando consciente y libremente determinó darnos la vida e iniciar definitivamente el principio de nuestra existencia.

Para conseguirlo organizó un plan que fuera en conciencia ética y moralmente aceptable, totalmente legal y viable en relación a los resultados obtenidos en su realización. Para lograrlo autorizó la aplicación clínica de un avanzado proceso “in vitro”, para la fecundación de sus espermatozoides en varios óvulos maternos, para consecuentemente iniciarse así nuestra vida, nuestra propia formación vital.

Los óvulos maternos, esenciales para nuestra existencia, fueron donados por una joven, de gran belleza física y pureza mental. Poseedora de muy buenos sentimientos y de una gran humanidad. Y que además de gozar de muy buena salud, demostró ser poseedora de una gran capacidad de decisión, no exenta de cierto riesgo. Poseedora de mucha vitalidad y jovialidad. Voluntariamente aceptó ayudar a nuestro padre a tener descendencia. Propiciarle la consecución de unos hijos y poder formar una familia. Gracias a su entrega incondicional hemos llegado a este mundo para hacernos partícipes del plan preestablecido por el Universo.

En este día tan señalado, el 19 de Junio, unos espermatozoides clínicamente seleccionados, fueron introducidos en cada respectivo óvulo materno, para así iniciar el principio de nuestra maravillosa y expectante vida por el proceso denominado: gestación subrogada.

Por lo tanto, nuestro primer cumpleaños biológico, el día el 19 de Junio, sería cuando fuimos expresamente fecundados en la clínica especializada y autorizada en la ciudad de Los Ángeles. Y el otro cumpleaños clínico o el nacimiento oficial fue cuando nacimos a la vida el 25 de febrero, en la ciudad de Sacramento.

Cuando estábamos creciendo en nuestro respectivos sacos vitelinos, sabíamos cada uno de nosotros de la existencia del otro hermano. Sabíamos que éramos dos seres vivos e independientes. Aunque la escasez de espacio era acuciante, percibíamos mucha tranquilidad en el entorno. Luego supimos que esta sensación de paz y armonía se produce siempre que te transmiten mucho cariño y amor. Nos sentíamos verdaderamente queridos.

Nos fuimos descubriendo poco a poco, por el contacto cotidiano, al escuchar las palpitaciones de nuestros corazones, al tener que ponernos de acuerdo en la posición más cómoda y adecuada en el reducido espacio del que disponíamos. En realidad no nos faltaba nada. Nos sentíamos satisfechos, cuidados, protegidos y muy bien atendidos.

Posteriormente supimos que éramos muy vitales, que nos movíamos muchísimo. Que parecíamos unos bebés acrobáticos. Y que dábamos continuas pataditas.

Periódicamente nos llevaban a la revisión médica. Nos auscultaban en el vientre materno. Registraban gráficamente nuestras constantes vitales. Todo evolucionaba bien. Desde un principio decidieron asignarnos un nombre a cada uno: “bebé A” (al que estaba situado enfrente o en la parte anterior), y “bebé B” (al situado detrás o en la parte posterior).

Observando las ecografías 2D se podía apreciar que se sobreponían nuestros respectivos espectros, haciéndose muy difícil determinar los rasgos faciales dominantes en nuestra formación como futuros bebés.

Pero en las ecografías 3D, el clasificado “bebé A” ocultaba siempre al “bebé B”, haciéndole invisible a la cámara del espectroscopio. No obstante el aspecto de los rasgos del feto o futuro” bebé A” determinaban claramente unos rasgos faciales con una influencia dominante de la familia proveniente de nuestro padre. Parecía claro que nos pareceríamos mucho a nuestro progenitor.

Supimos que nos habían reservado hora para nuestro nacimiento en el Sutter Memorial Hospital de Sacramento. El procedimiento elegido por el equipo médico para nuestro nacimiento, fue mediante una intervención quirúrgica con parto asistido por “cesárea”. La hora reservada para el nacimiento era las 8h am del día 25 de Febrero de 2012, hora del Pacífico, o las 17h en Barcelona. Oímos luego que esta reserva se había concretado con tres meses de antelación.

Nos consta que nacimos a las 8h como “bebé A” con un peso de 3.700 Kg. y a las 8h 1’ el “ bebé B” con 3.100 Kg., con 50 cm. y 46 cm. de talla respectivamente, y ambos con 33,66 cm. de perímetro craneal en el Sutter Memorial Hospital de Sacramento el 25 de Febrero de 2013.

También escuchamos que nuestro padre decidió que nuestro nacimiento que se inscribiera primero en el Registro Civil de la Secretaría del Estado de California en el Condado de Sacramento, y luego en el Registro Civil español del Consulado de San Francisco.

El “bebé A” se llamaría Jaume Manuel, y Iago Josep el “bebé B”. El nombre de Jaume se eligió en honor de nuestro padre y en memoria de nuestros bisabuelo y tatarabuelo paternos, y el de Manuel por nuestro abuelo paterno. El nombre de Iago, se eligió como Yago de Santiago en catalán, representando también el nombre de nuestro padre (Jaime y Santiago el Mayor), y el de Josep para recordar a nuestro tío Josep, hermano de nuestro padre y a nuestro bisabuelo y tatarabuelo materno por la línea paterna. Todos ellos muy queridos por nuestro padre, y definitivamente recordados e inmortalizados con este acto de reafirmación sucesoria. Llevamos pues sus respetables nombres como muestra de lo que representan para nosotros nuestros antepasados integrándolos en nuestras identidades. Supimos también que nuestros dos apellidos serían los propios de nuestro ascendiente paterno. Pues llevamos los mismos apellidos de nuestro padre.

Con esta decisión nuestro padre cumplía las promesas realizadas a su padre (nuestro abuelo), y a su único hermano (nuestro tío) momentos antes de que fallecieran: Cumplir con el deber de perpetuar la familia y mantener el apellido de la rama familiar para la posteridad y tener hijos para que nunca se perdiera nuestro apellido. Y en este caso, no solo se preservó el primer apellido, sino que se recuperó también el segundo para las siguientes generaciones. En el futuro los dos apellidos pueden pasar a ser un único apellido compuesto por los nombres de las dos familias ascendentes de la línea paterna, convertidos en uno solo.

Nuestro padre, que es muy previsor, y prueba de ello y de lo mucho que nos quiere, es que conociendo los últimos adelantos científicos relativos a la investigación sobre la “Fuente o inicio de la Vida”, proveniente del “Centro de la Energía Vital del Universo”, existentes en los tejidos de las células madre del cordón umbilical de los bebés recién nacidos. Conociendo el poder curativo de ciertas enfermedades degenerativas presentes en los organismos adultos, y que las células madre son células progenitoras que actúan en la regeneración o reparación de los tejidos del organismo. Oímos que tuvo la feliz idea de guardar en un banco especializado USA, los tejidos con células madre de nuestros propios cordones umbilicales congelados, por si en el futuro nosotros o nuestra descendencia los necesitáramos para curarnos de alguna dolencia impensable en este preciso momento, pero quizá fundamental e imprescindible para resolver algún problema de salud, si se presentara más adelante.

Con un añito oficial de vida, o un año, más ocho meses y una semana de vida biológica, según lo contemplemos, ya tenemos cada uno de nosotros nuestro propio carácter. También hemos oído comentar que ya no se puede cambiar el carácter que tenemos cada uno de nosotros, o que es muy difícil poder modificarlo. Pero seguro que con el tiempo iremos evolucionando, mejorando nuestro comportamiento y adaptándonos a nuestro entorno. Eso sí, sabemos que tendremos que poner mucho esfuerzo y atención por nuestra parte, para que este mismo entorno no nos impida poder seguir siendo tan agradables, naturales, espontáneos, obedientes, sanos y vitales como somos ahora mismo.

Estos días hemos empezado a andar unos pasitos sin tambalearnos y caernos al suelo. Ya decimos “papá”. Canturreamos y balbuceamos. Nos cantoneamos al son de las canciones. Seguimos el ritmo de las melodías de los programas “Babies Einstein”. Nos gustan mucho los dibujos animados de la Tele. Ya saludamos con la mano para decir adiós. Aplaudimos. Damos y tomamos los objetos o juguetes. Estrechamos la mano. Jugamos al “cucu-tras”. También sabemos jugar solitos, aunque preferimos estar acompañados. Lo observamos casi todo por minúsculo que sea y entendemos más de lo que parece. Sonreímos y seguiremos sonriendo para reclamar vuestra atención y ayuda, porque nos gusta sonreír, porque nos gusta vuestra presencia y porque necesitamos que nos déis calor, cariño y amor. Señalamos con el dedo pulgar la dirección deseada. Contestamos cuando se nos llama por nuestro nombre. Os distinguimos y también os diferenciamos. Copiamos y repetimos todo lo que nos enseñáis. Y os pedimos saber más y más, cada día. Todo es poco para saciar nuestra curiosidad, nuestro interés y nuestra ansia de libertad, conocimiento y amor. Queremos ser nosotros mismos. Y con vuestra ayuda lo lograremos. Nos sentimos muy felices de estar aquí, junto a vosotros y sentirnos tan queridos y deseados. Y por saber que estamos cuidados y arropados por nuestra familia y nuestras “nanys”, en todo momento. Que somos una familia feliz. Y que nuestro papá nos quiere muchísimo.

IMG_4002Por cierto nos ha gustado mucho la presentación del pastel o “brazo de gitano” relleno con nata, con el número 1 con la forma de vela encendida, con la inscripción “ja tenim 1 Any” hecha de chocolate y nuestros nombres propios rotulados para celebrar nuestro primer “cumple”.

El ambiente estuvo muy bien. Muchas gracias a todos por acompañarnos y juntos compartir esta primera experiencia social. Gracias por esta “gran fiesta de la alegría de nacer, crecer y vivir”. El próximo año procurad ser más generosos dejándonos probar un poco más de nata del pastel. Estaba buenísima. El pastel debía estar muy sabroso. Pues vimos que se terminó rápidamente.

Nos hizo mucha ilusión la llamada telefónica procedente de nuestra familia cubana y saber de nuestros primitos Jaime y Mélany y la llegada de un e-mail suyo felicitándonos. Gracias a nuestros padrinos Levy y Oscar por recordarnos en este día. Y aprovechamos para mandar muchos besitos a Inés, Margarita y a toda la familia de Cuba.

Gracias a todos por vuestros regalos. Nos vamos a entretener un montón. Y también por vuestra presencia en este día. Besitos a nuestra tía Nuria, a nuestros primos Ester y Marco, a nuestros amiguitos Pauli y Jesús, y a nuestra querida “nany” Asun. Os saludamos a todos moviendo las dos manitas a la vez y enviándoos muchos, muchísimos besitos, muy sonoros y efusivos. Os queremos mucho.

Nos vemos nuevamente el día de San José, el 19 de Marzo, para celebrar una de las onomásticas de Iago Josep. Gracias por compartir ”la alegría de nacer y de vivir” con nosotros, todos juntos, en familia.

Habla para que te conozca. Expresar: pensar y pensarnos.

El lenguaje es el instrumento por el que se controla la comunicación verbal. La persona es lo que expresa, por lo que hablar con corrección es de gran importancia. Fluidez verbal, elocuencia, concisión, ritmo, tono, pausas, son fundamentales para conseguir una buena oratoria y ofrecer la mejor imagen de uno mismo. Ya lo decía Sócrates: “Habla para que te conozca”.

La mayoría estaríamos de acuerdo en considerar que la comunicación es trasmisión de información. Información en sentido amplio: ideas, emociones. Los mensajes que damos no sólo son verbales sino, simultáneamente, no verbales. Y esto es cierto pero la comunicación es algo mucho más profundo y serio. A través de ella decimos a nuestro entorno quién somos, qué nos preocupa, cómo queremos ser tratados y hasta cierto punto lo que creemos de nosotros mismos. Nuestros pensamientos, nuestras creencias configuran cómo nos vamos a comunicar.

Observe el lector su cuerpo cuando se “siente seguro”. Probablemente sus hombros estarán hacia atrás, su espalda recta, su mandíbula ligeramente hacia arriba. Camine así por la calle y estará, sin hablar, generando efectos muy determinados: trasmitirá seguridad. Pruebe a caminar con los hombros encogidos, mirando al suelo, con la comisura de los labios hacia abajo, verá que los efectos que genera en los demás y en sí mismo son muy distintos.

Mejorar la comunicación no es sólo trasmitir correctamente sino “pensar y pensarnos” de una manera diferente. Es decir, tener inteligencia emocional.

Y es que este déficit en comunicación ya viene desde el colegio. La mayoría de estudiantes universitarios, por ejemplo, ya vienen de serie con miedo a hablar en público. Sus intervenciones servirían para escribir un espléndido manual de lo que no debe de hacerse. En otros países los exámenes son orales. Cuidan esta habilidad porque saben de su relevancia. Miren los grados universitarios y se asustarán por la falta de este tipo de estudios. Por ejemplo, algo tan universitario como los grupos de debate brillan por su ausencia.

Nos indignamos cuando oímos que profesores con bajo nivel de inglés dan clases de ese idioma pero no nos planteamos el nivel que tienen en expresión oral. Hay que interesar a los niños, hay que ofrecerles modelos adecuados que puedan usar de modelo. El gran problema de expresarse es el miedo a la evaluación, a lo que los demás piensen de uno. Este miedo desemboca en ansiedad y cuando quitas esta ansiedad tanto el niño como el profesional empiezan a mejorar su destreza. El miedo a lo que pensarán de nosotros no solamente afecta cuando hablamos en público sino también cuando nos relacionamos en nuestra vida cotidiana.

Pero trabajar la comunicación no tiene por qué empezar en las escuelas. Hay que darse cuenta de los mensajes que trasmitimos. En los parques infantiles he visto secuencias interesantes. Ver a uno de los padres pegar a un niño diciéndole: “¡No está bien pegar”. Diciéndole a gritos: “No grites”. Lo terrible del caso es que esos padres no se dan cuenta de que están comunicando al niño justo lo contrario de lo que quieren trasmitir. El mensaje real, fácilmente, se convierte en: “pega, grita”. En definitiva, “haz lo que hago pero no lo que te digo”.

Hace poco, tomando un café, un conocido me explicó que no saben qué hacer con su hija. Le dicen que estudie, que lea y no hace nada de eso. Estuve a punto de preguntarle: “¿Ella os ve leer o sólo decís que lea y vosotros veis sólo la televisión?”. Todo ello son mensajes que calan muy profundamente en los niños, en las personas. Hay que ser conscientes de cómo comunicamos y de los efectos que genera nuestra comunicación.

hablaCuando comunicamos estamos influyendo, estamos expresando a todos cómo pensamos, en lo que creemos, nuestros puntos fuertes y débiles. La persona insegura ¡comunica a la perfección su inseguridad! La tímida, al expresarse, enrojece, rehúye la mirada, quizás hasta tartamudee. Expresa perfectamente lo que en esos momentos siente. Aunque, probablemente, se sienta mal porque no quiere generar estos efectos. ¡No quiere comunicar cómo lo hace! Y ese sentirse mal acentuará su forma de interaccionar, es decir, en nuestro ejemplo, se sonrojara, hasta tartamudeará más. Y nos etiquetarán. Y nos tratarán en función de este etiquetaje. ¡Y sácate esta etiqueta de encima! Es más, es fácil que hasta esto contribuya a que uno se auto etiquete y se comporte con los demás en función de cómo se ha encasillado.

Es inevitable que la gente tome decisiones sobre nosotros según cómo nos expresemos y relacionemos. Imagínese el lector a todo un profesional con un currículum excelente pero, que en su entrevista de selección, no se expresa con claridad, no es coherente, se deja llevar por una emocionalidad que juega en su contra. ¿Lo cogería?

La mejora en la expresión oral pasa por muchos sitios, es cierto. Disponer de un buen vocabulario, saber lo que se quiere trasmitir etcétera. pero, fundamentalmente, pasa por vencer estas inseguridades. Cuando alguien me dice que “no sabe hablar en público” le contesto: “¿Cómo lo haces para hacerlo mal? Yo sé lo que hago para hacerlo bien pero no sé qué haces tú para hacerlo mal”. ¡Se sorprenden! Quizás piensen que hablar en público es algo que está en el ADN ¡y no! Es puro método. ¿Para cuándo las asignaturas de expresión oral en los colegios?

Artículo publicado en La Vanguardia

Habla para que te conozca. El arte de la oratoria.

Aunque hace más de dos mil años se sabía que hablar en público y comunicarse con eficacia era clave para triunfar en la sociedad, en el mercado actual pocos son los centros y las universidades españolas que enseñan a sus alumnos el arte de la oratoria de Sócrates, Cicerón o Quintiliano. Por ello, algunas universidades, centros de emprendedores y cámaras de comercio han puesto en marcha iniciativas que están acercando a los estudiantes, emprendedores y profesionales a esta materia mediante conferencias, talleres y cursos de formación para potenciar sus habilidades en oratoria.

Hablar en público con eficacia y seguridad no sólo ayuda a crear mejores profesionales, empresas más competitivas o líderes capaces de elaborar discursos persuasivos, sino que también aumenta la autoestima y confianza personal, potencia las relaciones y permite desarrollar la inteligencia emocional, este es el mensaje que transmito a mis alumnos en los cursos que imparto sobre esta materia.

En nuestra sociedad no es difícil encontrar reuniones de trabajo interminables, clases donde los alumnos acaban aburridos o presentaciones que no cumplen las expectativas; todo ello debido a una falta de dominio de la palabra oral.

Aprender a sintetizar las ideas clave, conocer a nuestro interlocutor antes de hablar o preocuparnos por entregar algo útil al público son elementos clave para comenzar a mejorar nuestras habilidades de comunicación.

Comunicar bien la idea de un proyecto o servicio es clave para que consiga tener éxito. Se puede tener el mejor producto, pero si no sabes transmitirlo ni comunicarlo, nadie acabará por comprarlo. Será una idea más que ha quedado en el baúl del olvido. Para ello, lo mejor es realizar una excelente preparación, presentar la idea de proyecto a amigos, familiares y potenciales clientes, escuchar activamente sus opiniones y perfeccionar las partes que necesiten mejora.

Para perfeccionar el arte olvidado de la oratoria de Cicerón, empieza por analizar las técnicas de Steve Jobs, Barack Obama o las conferencias TED. Investiga, lee y fórmate sobre la materia. No basta con saber o aprender, sino que hay que ponerlo en práctica. Aprovecha la siguiente reunión o propon impartir conferencias.

Recuerda que cuanto más se practica, más experiencia se consigue y mejor se transmiten los proyectos.

Artículo publicado en La Vanguardia

CARTA ABIERTA A MI QUERIDA FAMILIA CUBANA. UNAS REFLEXIONES COTIDIANAS.

OLÚO IBORÚ¡ AWÓ IBOYA¡ SANTEROS IBOCHICHÉ¡

IMG_3468Me congratulo en que estéis todos bien y que Juan Carlos y su familia estén ya instalados en su nuevo hogar en Miami. Les deseo lo mejor.

Mis dos hijos se encuentran muy bien de salud, y están muy bien cuidados con mucho esmero y amor. El próximo día 25 cumplirán su primer añito. Ahora están dando sus primeros pasos por ellos mismos. Son guapísimos y se les ve muy inteligentes. Ya les está saliendo el octavo diente.

Mis asuntos siguen muy bien como siempre. Asesorando y ayudando a las personas que solicitan de mi consejo y el servicio de mi CONSULTORIO UNIVERSAL.

Evidentemente me sobran los pleitos contraídos en el entorno comunitario, aunque los voy ganando jurídicamente, con el tiempo, no dejan de ser un tema desagradable en sí mismo, pero pensándolo bien resulta muy interesante e ilustrativo el pragmatismo en que se desenvuelven.

Recuerdo el refrán: “no hay mal que por bien no venga”. Quizá esta situación haya sido un mal necesario para enseñarme a vencer los obstáculos y dificultades de esta vida, y consecuentemente crear un respeto firme y definitivo hacia mi persona, consolidando mi reputación como Maestro Santiago, Gurú Metafísico Universal, Obá cubano, Olofista afroamericano, Baba Chief, Ifa Priest en Nigeria.

No pensaba que la creación de este CENTRO DE LA CULTURA UNIVERSAL tan diferenciada de la cultura europea iba a originar tanto revuelo y envidia en mi entorno. Y que para finalizar su construcción tuviera que litigar con unas aparentemente buenas personas, quizá algo desinformadas del lento pero eficaz proceder de la Justicia y el Derecho Universal que me asiste.

Simplemente creía que haciendo el bien a la humanidad y ayudando al que me necesita cumplía perfectamente mi Misión es esta vida y que sería respetado por ello. ¿Existe algo más digno y gratificante que sentirse útil ayudando a los demás?

Creo en la tolerancia a las creencias culturales y religiosas de las personas y los pueblos. Cualquiera que sea su origen, el hecho diferenciador debe ser un potencial enriquecedor y ejemplarizante para todos los seres humanos.

Mi querido y recordado padre (e.p.d.) decía: EL MEJOR CONSEJO QUE TE PUEDO DAR, HIJO MIO ES, HAZ EL BIEN Y NO HAGAS MAL A NADIE. Y es lo que sinceramente procuro hacer. Este consejo lo llevo escrito en mi corazón.

Para evitar y prevenir cualquier posible violencia, he escogido el incierto camino de la JUSTICIA, esperando así, resolver estas cuestiones o mal entendidos. De una manera mucho más acorde con mi forma de ser y pensar.

Espero y deseo que esta etapa de consolidación y reconocimiento se consolide lo antes posible con la finalización del CENTRO DE LA ENERGÍA VITAL DEL UNIVERSO, y pueda reemprender la Misión que el UNIVERSO me tiene encomendada en esta vida.

IMG_0145Mi conciencia me indica que hay que vivir en PAZ y ARMONIA con mi naturaleza interior y con mi entorno. Debo ver las cosas de la vida con más comprensión y reflexionar sobre ello. Dedicarme intensamente a la investigación antropológica y a la meditación introspectiva del Ser para poder ayudar a mejorar a los demás.

Pero mi necesidad de PERMANENCIA en lo terrenal, me indica también que para proseguir mi mandato hay que luchar hasta lo indecible para lograr alcanzar el Estadio de la EXCELENCIA, y alcanzar el pleno entendimiento de los propios hechos realizados, y la comprensión de las ineludibles consecuencias que nos exponemos al actuar.

Ciertamente este es el camino, no desistir nunca del propósito deseado, y disponer de la ENERGÍA VITAL del UNIVERSO necesaria permanentemente hasta alcanzarlo y conseguirlo.

Y todo ello, sin olvidar hacer el bien a todas las personas de la humanidad, siempre en el marco del mutuo respeto.

Por lo tanto la ENERGÍA VITAL DEL UNIVERSO me potencia y engrandece para vencer el intento depredador de mis supuestos enemigos, si aún los tengo. Pues puede que a estas alturas, después del largo tiempo transcurrido en los diferentes procesos legales emprendidos. Cuando lleguemos al final de todos los caminos, agotadas finalmente todas las oportunidades, todos los recursos, todas las apelaciones. Cuando las sentencias sean definitivamente firmes e inapelables en todos los estamentos judiciales, y lleguemos al punto final y hagamos el último recuento de las bajas o daños colaterales acaecidos. Seguramente entonces, la mente de los contrarios se iluminará por la propia realidad impuesta definitivamente. Se les “hará la luz” y comprenderán que han sido utilizados por el UNIVERSO, como instrumentos para mayor Gloria del mismo UNIVERSO, para hacer que el Bien prevalezca sobre el mal. Quedando finalmente legalizado y finiquitado este absurdo contencioso con las sentencias favorables conseguidas por derecho propio.

EL CENTRO DE LA ENERGÍA VITAL DEL UNIVERSO a los ojos de la opinión pública, creyentes y no creyentes, mediante la gracia del UNIVERSO, sigue pues adelante en el proceso creativo de su futura misión educadora e impartidora de las enseñanzas metafísicas y antropológicas del Universo.

Como el Ying y el Yang, el mundo gira y gira de un extremo a otro, lo que hoy está arriba mañana es abajo , los ciclos de la vida se suceden ininterrumpidamente, la evolución de la humanidad sigue imparable, y antes de llegar al final de nuestra existencia puede que reflexionemos, nos reencontremos y nos congratulemos juntos y amigablemente de estas experiencias vividas, pasadas y ya superadas.

Querida familia cubana, hermanos míos, como bien sabéis, se puede ser MARTILLO o YUNQUE en esta vida. Y como en la humanidad siempre habrá incansables investigadores y creadores de progreso y bienestar (martillos), y consecuentemente también numerosos envidiosos por su propia incompetencia o desidia (yunques), puedo deciros fehacientemente que es tan difícil convertir la envidia en admiración y reconocimiento, como imposible es convertir un asno en un hermoso corcel blanco. Pero no perdamos la esperanza. Hay que “dar tiempo al tiempo”, o “vivir para ver”. Todo es cíclico, incluso nuestra “reencarnación”.

Y con ello pongo fin en el día de hoy a estas reflexiones, y antes de irme a descansar os envío mi “Bendición Universal” para que el Universo nos proteja e ilumine permanentemente. Deseo un feliz cumpleaños a Margarita. Un besito a mi ahijado Jaime, Melany, Inés, a la mamá y un fuerte abrazo para Oscar, Levy y los demás que se encuentren presentes en la casa.

Os quiere, siempre,

EL MAESTRO SANTIAGO
Gran metafísico universal

En el Consultorio del Maestro Santiago cada día del año es Navidad

Evidentemente solo hay un día al año en que se celebra oficialmente la Navidad. El 25 de diciembre. Pero el espíritu de este día tan señalado prevalece todo el año, cada día y en cada momento en el CONSULTORIO DEL MAESTRO SANTIAGO y su CENTRO DE LA ENERGÍA VITAL DEL UNIVERSO.

La Navidad es la mayor celebración familiar y uno de los momentos más emotivos y representativos del año. El Maestro Santiago ha convertido el espíritu navideño en el símbolo del comportamiento cotidiano en la gran familia de consultoras que dirige, junto a su entorno de ahijados y hermanos, todos ellos amigos entrañables.

El ÁRBOL NAVIDEÑO iluminado, símbolo universal de la PAZ, el AMOR y la ILUSIÓN está permanentemente presente en el Centro de la Energía vital del Universo con los diversos motivos navideños indicadores de la esperanza necesaria para la consecución de los deseos personales de esta vida.

No puede faltar la resplandeciente ESTRELLA en el vértice superior de la copa del Árbol navideño, como Cometa anunciador del destino de cada uno de nosotros.

Las ESFERAS o bolas de colores, como bambalinas, simbolizando a las manzanas del Árbol de la Vida en el Paraíso terrenal.

Los LAZOS que envuelven las ramas y el entorno del Árbol, representando a los miembros de las familias y de las personas queridas unidas alrededor de las peticiones o dones que se desean dar y recibir en forma de regalos.

IMG_3398Las LUCES en forma de velas que representan la Iluminación originadora del despertar a la Vida con el conocimiento, la sabiduría y la comprensión de las cosas.

Las dos PALOMAS blancas situadas en el interior del Logo de nuestro CENTRO DE LA ENERGÍA VITAL DEL UNIVERSO, colgadas en el Árbol, símbolo de la Energía Vital e intensa del Espíritu que nos fortalece, anima y guía por los caminos de la Vida.

La forma triangular del abeto representa la Trilogía formada por el cuerpo, la mente y la naturaleza de la mente, y espíritu del Ser humano.

IMG_3221Evidentemente se añaden también entorno al Árbol los elementos navideños alegóricos a Santa Claus, Papá Noël, Father Chrismas o El Maestro Santiago.

Cada año el Maestro Santiago se transforma en Santa Claus & Papá Noël & Father Chrismas y viaja a diferentes países del mundo en las Fiestas Navideñas para llevar a los niños y niñas y a sus familiares los regalos que han pedido con firmeza e ilusión, y poder participar junto a sus “Elfos” en “LA GRAN FIESTA DE LA ILUSIÓN, LA ALEGRIA Y LA FELICIDAD” que se celebra cada año puntualmente durante las festividades de la Navidad, el Año Nuevo y la llegada de los Reyes Magos .

En la entrada del Año Nuevo se inicia un nuevo período de prueba en el ser humano, conduciéndonos a un estado más elevado de evolución de nuestra conciencia, llegando a fusionarnos más intensamente con el AMOR UNIVERSAL.

El Maestro Santiago sigue y seguirá viajando cada año desde el Más Allá del Cosmos, desde el gélido Polo Norte (en Laponia) al inhóspito continente blanco, en el Polo Sur (en la Antártida), y desde el Círculo Polar Ártico (Alaska y Groenlandia) a Ushuaia (en la Tierra de Fuego en Argentina), pasando nuevamente por Cuba, y entregando a los niños y a los mayores, los “dones” y los “regalos” que han pedido con gran ilusión para el Nuevo Año.

Y como para nosotros cada día del año es Navidad, nuestro querido Árbol Navideño, nuestro magnífico abeto, sigue perennemente plantado y enraizado en nuestro CENTRO DE LA ENERGÍA VITAL DEL UNIVERSO, y en las residencias de Papá Noël & Santa Claus & Father Chrismas & Maestro Santiago en el mundo, como símbolo permanente de la existencia de la Ilusión y la Esperanza, para seguir beneficiando a los que creen en un mundo mejor, gracias al AMOR UNIVERSAL.

FELIZ AÑO, Y EL EXPRESO DESEO DE MUCHA SALUD, PAZ Y AMOR PARA TODOS!!!
ALABADO SEA EL UNIVERSO!!!

LOS DOS HIJOS DEL MAESTRO SANTIAGO VIAJAN A CUBA PARA RECIBIR SU AWOFACA

El dia 31 de diciembre del año 2013, con diez meses y una semana de vida, en el municipio de Guanabacoa, La Habana, los dos hijos mellizos del Maestro Santiago recibieron su AWOFACA (la mano pequeña de Orula). Siendo su padrino Levy Perez Angulo – Iroso Otrupon y su yubbona Oscar Varona Días – Oshe Logbe.

Con esta ceremonia han recibido el poder (Aché) del Universo (OLOFIN) y la protección y el nombre de sus Ángeles de la Guarda (Alaleyó). Se ha determinado mediante su Oráculo su destino inmediato en la tierra y su misión en este mundo. Y con su iniciación espiritual se ha establecido en esta encarnación su identidad en el Astral.

img_0125ORUNMILA con la bendición de OLOFIN ha determinado que los dos awo tienen camino directo para IFA. Los dos está bajo la expresa protección (oniré) de ORULA, quien les da el Poder ( Aché). Y sus Ángeles de la Guarda son CHANGÓ y ELLEGUÁ respectivamente.

Que el Poder de OLODUMARE, OLOFIN y OLORUN protejan , guíen y abran el camino hacia el conocimiento y la sabiduría de IFA a estos dos ángeles provenientes del CENTRO DE LA ENERGÍA VITAL DEL UNIVERSO, para que su labor esté permanentemente al servicio de la evolución y el progreso de la Humanidad.

Este habrá sido el tercer viaje transoceánico que en tan corto espacio de tiempo han realizado estos futuros babalawos. (Dice Ifa que tienen una personalidad inquieta y de emigrantes viajeros). (Habla también Ifa del concilio de babalawos y que en la unidad está la fuerza).

img_3324

EL MAESTRO SANTIAGO DA UN TOQUE DE TAMBOR A ORUNMILA, A CHANGÓ, A ELLEGUÁ Y A TODOS LOS ORICHAS, EN CUBA

En el reciente viaje a Cuba, el Maestro Santiago dió awofaca a sus dos hijos, presidió, como Obá, la reunión anual de la rama de la familia de babalawos que lleva su nombre, participó en el almuerzo de la hermandad con todos sus miembros asistentes, atendió a su Odu-Olofi para sacar su Letra para el Año 2014, participó en el ebbó de la Letra del año para Cuba, viajó como Santa Claus & Maestro Santiago a Cuba para traer regalos y felicidad a los niños cubanos en LA GRAN FIESTA DE LA ILUSIÓN, LA ALEGRIA Y LA FELICIDAD, asistió a la cena de Fin de Año con su familia cubana y varios amigos entrañables, y finalmente como despedida dió un toque de tambor a Orunmila, Changó y a todos los Orichas como agradecimiento a la ayuda recibida durante todos estos años.

img_3498“DICE IFA que cuando Odudua llegó a la Tierra de Ife, y lo coronaron Rey de Reyes, este al poco tiempo, llamó a un consejero se su corte, y le preguntó si había alguien que fuera habilidoso como para prepararle un instrumento que él le iba a explicar como hacerlo”.


“El consejero se fue y al poco tiempo apareció con un hombre que se llamaba Edigbere, y se lo presentó a Odudua, y este le dijo lo que quería hacer, y así al poco tiempo Edigbere se le apareció a Odudua con el primer Tambor o percusor de Sonido, que se le bautizo con el nombre de Dundun”.

“Cuando Odudua le mando a Edigbere que lo tocara, este mientras lo estaba tocando fue oído por los demás Santos que vinieron a verlo, y decidieron mandar hacer su Tambor de Fundamento, por el cual ellos hablarían y serían llamados”.

img_3558“Ellos ordenaron hacer el Tambor a un carpintero del pueblo de Saworo llamado Ayan, este les dijo que el lo haría pero que no lo tocaría porque el no sabía como tocarlo. Cuando este lo finalizó los Santos lo llevaron donde Orunmila para que este los Sacramentara, y después de hecho esto se lo dieron a Edigbere”.

Hace quince años, cuando el Maestro Santiago recibió el Odu originario de Nigeria y lo trajo a Cuba para que se autentificara oficialmente. El Ordun que salió en el Itá fue precisamente ERDIBRE.

img_3569En ERDIBRE (ODI LOBE) se habla fundamentalmente del nacimiento del Tambor y su caja de Transmisión. De la Sacramentación de los tres tambores de Añá. Del poder de Changó y de las 7 Potencias Africanas. De Edigbere como el Hijo de la Suerte y el Hijo del Dinero. Del Mensajero de Olofi. Nace en este signo Eshu Lamu lamu Bata: el custodio de los tambores.

Esta nueva percepción de la realidad determinada por el Oráculo de IFA en la interpretación de la comunicación del ordun obtenido en el Itá originó el deseo expreso del Maestro Santiago de consagrarse en AÑÁ (hace 15 años) y obtener los 3 Tambores de Fundamento (que tienen el poder de comunicarse con los Orishas), existentes en la actualidad en el CENTRO DE LA ENERGÍA VITAL DEL UNIVERSO en Barcelona – España.


EL MAESTRO SANTIAGO VIAJA A CUBA Y SACA SU ORÁCULO PARA EL AÑO 2014

Como en años anteriores, con una gran participación de babalawos, el Maestro Santiago, Omo Changó, Omo Odu y Obá de su familia religiosa en Cuba, sacó su “letra del año” para determinar su futuro inmediato y tener el conocimiento de que es el mismo ORUNMILA el Oricha que le defiende específicamente este año.

Después de atender religiosamente a ODU, se sacó en el Itá el Ordun IKA OSHE para la letra del año 2014 del Maestro Santiago.

img_3513Dónde se deja además constancia del Eyerbale señalado en el Itá y que su destinatario final es su propio Alaleyó. En este caso su Changó coronado.

La aceptación del contenido especificado en el Ebbó es determinado por Orunmila en el transcurso del Itá.

Dice IFA que debe escuchar los consejos que Orunmila le recomienda para vencer los obstáculos y las dificultades que se le presenten durante este año.

Anuncia IFA en este ordun el advenimiento de la muerte del tiempo en pasado, lleno aún de envidias (tiña), y la anunciación del renacimiento inmediato a una nueva vida llena de éxito y prosperidad.

Dice IFA que tras esta muerte (cambio) de la situación anterior hay un renacer a la vida, con la potenciación personal y el advenimiento de la Energía Vital necesaria e intensa del Universo para mejorar la salud de la persona, con la expresa mención a la longevidad, y con el logro de la plena abundancia y prosperidad material y espiritual en esta encarnación.

Dice IFA en el ordun IKA OSHE que la palabra de Orunmila no cae nunca en el piso y hay que respetarla siempre.

En este ordun nacen los ekines y los dedos de las manos.

Orunmila nos recuerda en este ordun que el pensamiento de cada persona se manifiesta por la determinación de su palabra, y que su palabra, ya sea hablada (IFA) o escrita (con los ikines o el ekuele) origina a la vez una acción creativa (a través de la manualidad) de cada acto humano y para cada circunstancia específica en nuestra vida.

Dice ORUNMILA que el Iré que nos propicia el poder del conocimiento de IFA se intensifica con la realización del correspondiente Eyerbale y el Ebbó determinados en el Itá, y que en caso de salir Osorbo se convierte positivamente en un bien de salud genérico completo (Iré Aricú Oyale Tesi Timbalayé. Otan Sibe). Y todo ello con la expresa bendición de OLOFIN y por la intercesión del Maestro Santiago.

EL MAESTRO SANTIAGO & SANTA CLAUS VIAJA A CUBA ESTE FIN DE AÑO ¡FELIZ 2014!

Este Fin de año EL MAESTRO SANTIAGO & SANTA CLAUS aterrizó en el aeropuerto José Martin de La Habana, con el hielo y la nieve derretidos en los patines deslizadores del trineo cargado de regalos. El calor sofocante de la sala de recogida de los equipajes de la terminal de vuelos internacionales hizo el resto…

La compañía Air France colaboró muy poco en la acomodación y la entrega del trineo deslizante que nos conduciría a lo largo del itinerario obligado para los acalorados pasajeros, atrapados en las instalaciones del aeropuerto sin aire acondicionado (inexistentes debido a reformas).

img_3394La temperatura sobrepasaba los 33º. En la larga espera para recoger los regalos para los niños que nos estaban esperando en La Habana, tuvimos a uno de los “Elfos” acompañantes extenuado por deshidratación. Fue necesario refrescarle con agua embotellada y aligerarle bastante de ropa. Tenemos que agradecer, eso sí, la espontánea e interesada ayuda de los servidores públicos que hicieron todo lo posible para que saliéramos sanos y salvos de semejante trance, poniendo a prueba nuestra integridad física, psíquica y mental.

img_3383Finalmente pudimos pasar todos los paquetes y regalos por la aduana, no sin antes sufrir los rigores de la espera y del calor. No nos olvidamos de agradecer a los funcionarios su simpatía y humanidad por la ayuda prestada.

Una vez más los niños de Cuba iban a pasar un buen rato deshaciendo sus regalos y participando en ”LA GRAN FIESTA DE LA ILUSIÓN, LA ALEGRÍA Y LA FELICIDAD”, organizada por el Maestro Santiago & Santa Claus y sus incondicionales “Elfos”. Fiesta que ofrece cada año a los niños de Cuba durante los días de Navidad y Año Nuevo.

FELIZ AÑO 2014 A TODOS LOS NIÑOS CUBANOS, A SUS PADRES Y DEMÁS FAMILIARES.
OS DESEAMOS SALUD, BIENESTAR Y MUCHO AMOR FAMILIAR.

El Maestro Santiago viaja de nuevo a Cuba para presidir la reunión anual de la Asociación Religiosa Cultural Afrocubana.

Como cada primero de año el Maestro Santiago, Olofista, ha viajado Guanabacoa, municipio de La Habana, para reunirse con sus hermanos babalawos y presidir la reunión anual de la asociación religiosa cultural afrocubana.

3463Esta asociación sigue creciendo en número de miembros (71 babalawos) gracias al prestigio del Maestro Santiago, al buen hacer de su Secretario General Oscar Varona Días – Oshe Logbe -, (Custodio Oficial del Odu-Olofi), al Maestro de Ceremonias Ricardo Borges Puentes – Osa Guleya – y al Olúo Mayor, muy respetado por su sabiduría y longevidad (96 años) Francisco Escorcia Bringas – Ogunda Biode – (uno de los 16 sabios elegidos en La Habana como miembro del  Consejo Cubano de Sacerdotes Mayores de Ifa), aún muy activo, con la mente muy lúcida, y deseamos que sea por muchos años más.

img_3466Se aprovechó la asistencia a la reunión anual para hacer el ebbó general recomendado  en el Itá correspondiente a la Apertura de la Letra del año 2014 en la Asociación Cultural Yoruba de Cuba.

LETRA DEL AÑO 2014 PARA TODO CUBA, SACADA POR EL CONSEJO CUBANO DE SACERDOTES MAYORES DE IFA, EN LA CIUDAD DE LA HABANA.
Signo: EGIOBE
Profecía: Un bien de salud, gracias a Orunmila
Gobierna: Yemaya
Acompaña : Elegua
Bandera : Azul con ribete rojo.