Carta de Richard Brandson, fundador del Grupo Virgin, al Maestro Santiago, futuro explorador del espacio

Querido Maestro Santiago,

Siempre he invertido una parte importante de mi tiempo visitando y haciendo todo lo posible por apoyar a nuestros muchos negocios y a nuestro maravilloso personal de todo el mundo. Estoy (¡por suerte!) generalmente impresionado con todo lo que veo; pero de vez en cuando, me quedo totalmente fuera de lugar. El lunes pasado fue uno de aquellos días raros pero fabulosos.

Mi hija (y futura astronauta) y yo visitamos las más de 175 personas que trabajan actualmente para Virgin Galactic en el Desierto de Mojave. Éste no se trataba de un acontecimiento de los medios de comunicación o un evento organizado. Para ser honesto, aunque estoy regularmente en contacto con el equipo senior, aun no había tenido tiempo de visitar las instalaciones desde la primera vez que la cápsula de la nave regresó en 2010, y yo quería ver y sentir por mí mismo, hablando a la gente de la primera línea, cómo está progresando este impor- tantísimo proyecto; quizás para gestionar mejor mis propias expectativas, o al menos para ser capaz de compartir lo que descubrí contigo y con el mundo en general.. Da igual donde esté o lo que vaya a hacer: ¡todo el mundo quiere saber acerca del Galactic!

espacio4

El Maestro Santiago con Richard Branson, el fundador de Virgin Galactic

En unas cuantas intensas horas visitamos las amplias instalaciones, se habló de proveer el personal a todos los niveles y en todas las áreas y tuvimos la oportunidad de adentrarnos en la piel del proyecto y ver como progresaba.

Cuando Holly y yo volvimos a Los Ángeles, reflexio- namos sobre nuestra visita y coincidimos en que, a pesar de no ser testigos de un vuelo de prueba, el despegue de motor del cohete o a algún nuevo vehículo, encontramos la experiencia abrumadora; ambos vimos algo realmente excepcional, que nos llenó de un respeto profundo y un entusiasmo palpable. Habiendo tenido un par de días de calma y reflexión, mi visión seguía siendo la misma. Tanto, que quise compartirlo con la comunidad de Futuros Astronautas pioneros; porque creo que podéis seguir confiando totalmente en que la nave Virgin Galactic está sobre la pista y perfectamente colocada para cumplir lo que sé que muchos de nosotros hemos estado esperando mucho tiempo para poder vivirlo. Y puedo decirlo porque:

· Virgin Galactic está bien proveída- ahora la cantidad es de más de 200 personas en Europa y el Reino Unido-. Hemos invertido bastante dinero en el personal que creíamos conveniente.
¡La tarea es considerable, en realidad enorme! Y, sin ninguna duda, no iba a ser lograda por poco aunque muy dedicado personal. Pero lo que me sorprendió gratamente fue más la calidad que la cantidad. Realmente tenemos aquí un grupo de personas con mucho talento que trabajan como un gran equipo espectacularmente capacitado. Somos muy privilegiados de haber sido capaces de atraer a tanta gente que se ha comprometido, ha creído en lo que hacemos y han interrumpido sus vidas para mudarse hasta esta remoto lugar de California para ayudarnos a realizar nuestros sueños.

· Encontré en esta gente lo que yo habría esperado en términos de dedicación y ética de trabajo. Trabajan con una enormemente fuerza y están muy orgullosos de formar parte de esto; y afrontar el siguiente reto es algo natural para ellos. Pero quizás lo que es más importante es que no hay ninguna autocomplacencia ni ninguna credulidad, sino que por intuición reconocen la magnitud del desafío y entienden la urgencia, que continuamente tiene que ser equilibrada con la necesidad absoluta de conseguir por primera vez nuestro derecho de servicio comercial. Y a este realismo le sigue una controlada determinación y la confianza llevada de la experiencia, que el progreso es bueno y los obstáculos están siendo encontrados y superados. Todos estos acontecimientos marcan un hito con el objetivo común que es seductoramente cercano.

image002

Richard Brandson en las instalaciones de Galactic en el Desierto de Mojave

· También me impresionó el modo en que el proyecto total está siendo gestionado. ¡Tenemos un gran equipo liderado por George, quien hace el trabajo sumamente complejo pero brillante de ensamblar este gigantesco rompecabezas, en el que las piezas no sólo deben estar en su sitio, sino que además deben estar en el orden y en el momento adecuados! Y ellos también tienen que ser conscientes de que, después de todo, algunas piezas no pueden caber, pero tienen que estar listos para preparar otras piezas alternativas que, igualmente, tienen que estar listas para ser encajadas también en el momento adecuado. Tal vez no sea una analogía perfecta, pero ¡vosotros conseguís que esto fluya! Uno de mis comentarios favoritos por parte del equipo fue que esto era definitivamente lo más científico de el cohete y, sin duda, lo más difícil. Una vez más, me impresionó y me tranquilizó la planificación, la organización y el estado de preparación así como el pragmatismo de la idea de que en la fase del desarrollo y de prueba de un proyecto como éste, no todo probablemente sale bien la primera vez y que teniendo un Plan B el riesgo se minimiza al máximo, sobre todo en las áreas importantes.

· Finalmente, quedé impresionado de cómo de cerca estamos ahora de lanzar al espacio la VSS Entreprise con Holly, Sam, yo mismo y luego tú, a bordo. Sí, tenemos todavía unas barreras que superar, pero un número diminuto comparadas con las que ya han sido superadas. Sabíamos que Virgin Galactic iba a ser gran riesgo y un enorme desafío y no estamos en absoluto decepcionados al respecto. Pero después de mi visita al Desierto de Mojave, tengo claro que esto, que decidimos plenamente conscientes, es todavía una de las mejores decisiones que hemos tomado nunca.

He mencionado al equipo que sería grande si todos nuestros Futuros Astronautas pudieran tener la misma experiencia en Mojave que Holly y yo tuvimos el lunes. Ellos estarán pensándolo pero quizás podría ser el perfecto (¿y último?) reto antes de que nuestras operaciones comerciales comiencen. Te avisaremos sobre el progreso en cuanto podamos. Mientras tanto, gracias por leer esto. Sentí que era importante compartirlo contigo. Eres muy afortuna- do por poder venir a la Isla Necker dentro de pocas semanas. Entonces podremos hablar más. Desde luego, siéntete siempre libre de ponerte en contacto conmigo vía Louella, Louise o de tu contacto habitual de Galactic.

Con mis mejores deseos,
Richard Brandson

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s