Cartas de las Letras Hebraicas

Han caído en mis manos estas maravillosas cartas que ponen luz en el camino de cualquiera que las consulte con rigor y confianza. Y me propongo compartir con vosotros el humilde conocimiento que tengo de ellas, con la seguridad de que os servirán.

Durante unas cuantas semanas viajaremos a través de la sabiduría que contienen las “Cartas de las Letras Hebraicas”, para facilitar su comprensión y poner en manos del lector el conocimiento de las energías curativas de dichas letras desarrolladas por “Marie Elie” en el libro “El Poder Curativo de las Letras Hebraicas”, que es la fuente creadora de la interpretación espiritual que se hace de las letras en estas cartas de consulta.

La naturaleza de estas cartas hace que, su vibración vaya dirigida directamente al corazón. Nuestra intuición nos llevará a la revelación y enseñanzas de cada carta y nos agradará lo mucho que aportan de positivo a nuestros caminos de vida y por tanto, a nuestra realización como seres humanos. Estamos ante una herramienta muy poderosa de evolución.

En la antigua obra mística el Sefer Ietzua, o Libro dela Formación, las Letras se definen como “Ladrillos dela Creación”.

El Alef-Bet, (alfabeto hebreo) contiene los secretos más profundos de la creación, enseña los tres estados de la conciencia creativa ( espacio, tiempo y alma) que se reflejan en forma, nombre y equivalencia numérica de cada letra.

Baal Shemtov enseña que, cada letra está en cada una de las tres dimensiones: Mundos, Almas y Divinidad. “Mundos” se refiere a la dimensión material, humana, personal. “Almas” hace referencia a la dimensión espiritual y religiosa. “Divinidad”, como es obvio, a la dimensión divina. De modo que, en cada letra se reflejan cada una de las tres dimensiones: Figura, nombre y valor numérico.

Venimos del Amor y volvemos al Amor. Estas cartas iluminan nuestro camino, han sido creadas con este fin y creo que cumplen su propósito.

Podréis juzgarlo vosotros mismos a lo largo de nuestro recorrido por cada una de ellas.

Las 22 letras representan las ramas del Árbol dela Vida.

El mazo está compuesto por las 22 cartas-letra, más 6 cartas-letra (repetición de 6 contenidas en las 22), llamadas “finales”, que describen cómo ya se ha realizado su propósito. Nos hablan de otra dimensión de la propia letra. Estamos hablando de un total de 22 letras en 28 cartas.

Para consultarlas intentaremos interiorizar, conectarnos a nuestro Ser interior, para potenciar nuestra captación del mensaje, que siempre nos hablará con gran Amor de nuestro estado aquí y ahora.

Sólo es necesario extraer una carta. En caso de no obtener claridad al hacer una pregunta concreta, podemos consultar una o dos más. Un total de tres como máximo. Aunque, en la inmensa mayoría de los casos, será suficiente con una sola carta.

Se pueden usar también como eje de meditación diaria.

Las cartas nos ayudan a ver en que momento del camino estamos y como nos va ayudar la vibración de la letra extraída.

Cada carta es preciosa e importante por igual, ninguna es más, ni mejor, que otra. Todo es necesario y todo es correcto aquí y ahora.

Estrella (Consultora y Colaboradora de El Maestro Santiago)

 

Nota: Las imágenes de las cartas hebraicas han sido creadas por Marie Elia. En cuanto a la información base que, se utiliza para construir los artículos, procede de Marie Elia y distintas fuentes publicadas en Internet, así como aportaciones personales de la autora de los artículos.

Anuncios

Aleph, la primera de las Cartas Hebraicas

Aleph es la 1ª letra del alfabeto hebreo y la primera carta del mazo de las “Cartas Hebraicas” . También su Valor numérico es: 1. Elemento: Aire, Significado: El Buey, y Resplandor: Una Rosa abierta Roja y Oro.

Equivalencia Tarot: El Mago.

Si observamos la representación gráfica de Aleph, veremos que está formada por dos iud, una en la parte superior derecha y otra en la inferior izquierda y, atravesada, en diagonal, por un vav que las une.

Esta letra nos habla de la Unidad, del Principio de todas las cosas. El Divino “Uno” mostrándose a través de la pluralidad de la Creación. Uno significa: “Algo a partir de nada”. Extraerla nos indica un comienzo, la fuera creadora que impulsa todo inicio. Esta carta nos pide interiorizar, para hacernos Uno con nosotros mismos antes de emprender la acción. Si en dicha acción, están involucradas otras personas, es necesario hacernos Uno también con ellas, para tener verdadero éxito, pues de ese modo fluirá el deseo de nuestra Alma.

Junto a la energía de Aleph nos sentiremos realmente capaces de alcanzar la culminación, el resplandor de nuestro verdadero Ser.

Aleph es la fuerza credora que nos facilita la acción , y también la propia acción. Ella contiene a todas las demás letras. Es masculino y femenino, cielo y tierra, noche y día, Dios y hombre, el hombre en perfecta unidad con la voluntat de Dios…. Ella es un Todo en si misma.

Para meditar.

Aleph  pregunta:

Voy a formularte mi pregunta y por favor, respóndeme desde lo más profundo de tu alma.

Amado Hijo, yo soy Aleph, y soy tu. Soy la resplandeciente realidad de tu ser divino.

¿Qué empeño te impulsa aquí y ahora? ¿Qué deseas?

Entra dentro de ti y observarás como existen multiples niveles de conciencia. Todos están bien y debes aceptarlos en su totalidad. ESTOY en todas y cada una de las manifestaciones de tu ser.

En tu interior, el Universo te apoya para que dirijas tus propios pasos desde tu alma divina y halles la respuesta a mi pregunta.

Amado mío, te pregunto de nuevo, ¿qué es lo que realmente quieres?

Debemos saber que, si comprendemos qué somos y qué Es, puesto que, estamos hechos a imagen, la materia se volverá nuestra aliada favoreciendo aquello que queramos materializar, siempre que esté en sintonía con nuestra divinidad.

Debemos confiar en el gran Amor de nuestro Padre y aceptar las Gracias que El tiene para cada uno de sus hijos.

Saber qué queremos de verdad, pedirlo y confiar, nos llevará al éxito.

Aleph nos invita a la realización, a conocer la Realidad, que es siempre infinitamente más maravillosa de lo que podamos creer o imaginar.


Beith, la segunda de las Cartas Hebraicas

Beith es la segunda letra del alfabeto hebreo, y como
Aleph, coincide con la carta 2ª de las “Cartas Hebraicas”.
Su valor numérico es: 2. Planeta: Saturno. Significado:
Casa. Resplandor: Azul celeste y Oro.
Equivalencia Tarot: La Papisa

En la representación gráfica de Beith, vemos, tres vav
conectadas, con abertura a la izquierda, el lado Norte.
La Torá empieza con una Beith al igual que casa
(Bereshit), por esa razón se dice que la Totalidad está
contenida en Beith.

Beith es el aspecto femenino del alma representado por
la casa, nuestra casa original, la Madre Divina, el sostén
de universos y mundos, la cuna de nuestra alma.
En presencia de Beith estamos en Casa, sobre nuestro
planeta, habitando un cuerpo físico y en armonia perfecta
con nuestro Ser de luz.

Extraer a Beith, del mazo de cartas, nos indica que
estamos muy cerca de nuestro objetivo y que debemos
mirar atravesando las apariencias, sin fiarnos de ellas.
Ver con los ojos de la inteligencia.
Beith es el destello de clara luz que lo llena todo, que se
lleva cualquier oscuridad, dolor, temor. Corazón de Oro
bajo un cielo Azul. Quien a vuelto a su verdadera
morada nada debe temer.

Para meditar.
Beith pregunta:

¿ Recuerdas, Alma de luz, que eres Mi hijo?
Siéntete féliz, pleno, pues hoy vengo a tí.
Lo cierto es que, Estoy aquí y tú estás en Mi eternamente
pero, algo en tí, me había olvidado y cruelmente sufría.
¿Quieres, de nuevo volver todo tu a Mi, y gozar viviendo
la plenitud de nuestra comunión?

Estás en Mi corazón. Búscame en el tuyo. Dentro de ti
escucha Mi voz sin palabras. En un silencio de Paz te
hablo constantemente amado hijo.
Nunca olvides que estás en Mí. En cualquier lugar estás
en mi Casa. Estoy aquí, en todas las cosas, te halles
donde te halles estás en tu Casa. Estoy en la tierra, la
naturaleza, el asfalto…

Soy el cuerpo en el que vives, ámalo. Soy tu casa,
modesta o lujosa, ámala. Pero no te apegues a nadie ni a
nada.
Deja que mi amor llene tu copa.
Sé consciente de Mi Amor incondicional y de tu amor
por Mi y serás libre.

Independientemente de nuestras elecciones erróneas,
siempre somos bendecidos ya que somos hijos de
Aleph-Beith el Padre-Madre.

GUIMEL, la tercera de las Cartas Hebraicas

Guimel, tercera letra del alfabeto y de las “Cartas
Hebraicas”.
Valor numérico: 3. Planeta: Júpiter. Significado:
Camello. Resplandor: Triángulo Dorado en el centro,
sobre fondo Naranja.
Equivalencia Tarot: La Emperatriz

Guimel está formada por una vav con una iud a modo
de pie. Un ser humano en movimiento.
Guimel es la Luz de Dios, la Gracia divina. Si somos
capaces de entregarlo todo sin reservas, vaciarnos, la
Luz divina nos llenará, descenderá sobre nosotros.
Todo es un regalo del Creador. Nosotros mismos somos
un regalo para nosotros y para todos los demás.
Guimel es abundancia en todas las formas posibles.
La vida nos da cuanto necesitamos y mucho más, si
somos capaces de entregarnos. Aun así, podemos pedir
confiando plenamente y aceptando el modo en que se
manifieste nuestro pedido, que, seguro será el mejor,
porque somos inmensamente amados.
El consultar las cartas y extraer Guimel nos indica que
debemos regalar algo, sabiendo que, es Dios mismo
quien regala.

Debemos entregarnos en presencia de Guimel y
despertaremos a la realidad del Universo que todo lo
entrega sin reservas que, todo lo da.
Guimel nos invita a dar, a no retener ni guardar nada y
es en esa forma de vacío que somos llenados de Luz.
Para Meditar
Guimel pregunta:
Eternamente amado, Hijo de la Luz.
Yo soy el guia que te lleva a tu Ser , a tu Alma divina, y
en hacerte uno contigo mismo, te haré venir a Mi para
llegar a ser Yo.
¿ Te das cuenta de que, de la mano de Dios no hay cosa
imposible?
¿ Tienes fe en la Gracia?
¿ Conscientemente aceptas hacerte uno contigo mismo
y entregarte a Mi Luz?
¿Me brindas la oportunidad de entrar en todas y cada
una de las cosas de tu vida?
Si la respuesta es sí, cuanto tu emprendas llevará
inexorablemente la impronta de la Luz, de la eterna
Gracia que, todo lo puede, y llenando de alegría cuanto
hagas, (desde lo mas insignificante y cotidiano hasta lo
más grande), gozarás.

Tu corazón bailará de agradecimiento viendo
derramarse, en todo tu mundo, la Gracia de Dios.
Tantas veces hemos oido: _ “ Si tenemos a Dios nada
nos falta”_ y así es.

DALETH, la cuarta de las Cartas Hebraicas

Daleth la cuarta letra del alfabeto y carta nº 4 de las
“Cartas Hebraicas”.
Valor numérico: 4. Planeta: Marte. Significado: La
Puerta. Resplandor: Índigo, sobre la Constelación
de Orión.
Equivalencia Tarot: El Emperador
Daleth está formada por dos líneas en ángulo recto.
Un hombre doblado.

Daleth nos habla de la necesaria humildad del
hombre para poder cruzar el humbral de la Gran
Puerta. Es la puerta por la que el humilde ingresa a la
realización de la Morada de Dios.

Dice Dios, respecto de la persona arrogante:_” Yo y
él no podemos morar juntos”.
Debemos saber que el poder es de Dios, y Él nos da
el que podamos necesitar para nuestro camino al
éxito, pero es del todo erróneo creer que es nuestro.
Daleth se manifiesta en todo su explendor cuando,
como ahora, estamos a las puertas de una nueva era.

Integrar a Daleth puede resultar costoso, nos exige
gran nivel, para atravesar la gran puerta, a demás de
una sincera humildad, debemos desprendernos de
viejos hábitos y de todo cuanto nos ate a lo antiguo.
Extraer Daleth nos anuncia un encuentro, un
encuentro trascendente que nos llevará a dar el
primer paso hacia un gran cambio en nuestra vida.

Para meditar
Daleth pregunta:

Voy hacia ti porque tu alma de Luz me llama.
Tras cruzar el humbral de la Puerta que Custodio
encontrarás la Tierra del Mesías.

Te daré paso, pero antes debes contestar a mi
pregunta.
Parece una pregunta simple. Seguramente la has
contestado en otras ocasiones que el caminar de tu
alma te la ha cuestionado y crees que sabes la
respuesta.
En esta ocasión debes ir más allá, te pido una
respuesta viva, sentida, que emane de lo más
profundo de tu Ser, que no, de tu mente.

Respóndeme desde tu “Corazón de Niño”.
“¿Quien eres?” ……..

¿Quien eres tu?

Como ya te he anunciado, tu respuesta debe llevar el
sello de auténticidad que le da el sentir de tu corazón.
Si así es tu respuesta, sin duda, la Puerta se abrirá
para ti, y podrás abrazar la Tierra, tu Morada.

HÉ, la quinta de las Cartas Hebraicas

Hé quinta letra del Alfabeto y carta número cinco de
las “Cartas Hebraicas”.
Valor númerico: 5. Signo astrológico: Aries.
Significado: La Ventana, El Aliento.
Resplandor:Azul.
Equivalencia Tarot: El Sumo Pontífice.
Hé está formada por tres líneas. Las dos líneas de
daleth juntas con un pie izquierdo suelto.
Las tres dimensiones de la raelidad física:
Largo: línea vertical
Ancho: Línea horizontal
Profundidad: El pie suelto

Extraer la carta de la letra Hé nos anima a respirar
conscientemente. Respirar con consciencia se vuelve
un acto de unidad con toda la creación. Dios es la Vida,
el aliento de todo lo que respira, que existe: El ser
humano, animales, plantas, minerales……

La materia se mantiene cohesionada gracias a la
energía de los electrones, en movimiento constante,
que rodean el núcleo del átomo.
Sin esta actividad todo se desvanecería. Cuando los electrones se mueven lentamente dan lugar a materias blandas y flexibles y cuando lo hacen a gran velocidad conforman materias duras que se rompen con facilidad. Por eso podemos afirmar que la energía divina mantiene con “ Vida” toda la creación. En el caso de los minerales i otros materiales no es una vida orgànica, pero en cierto modo todo está vivo gracias al energía.
Aunque parezca una paradoja, por estar Hé relacionada
con Aries y otros elementos esencialmente masculinos,
representa la parte femenina de Dios unida a Yod y
Vav (parte masculina). Se dice que Hé es el aliento de
la Vida.

Para meditar.
Hé pregunta:

¿Quieres , hijo de la Fuente de la vida, abrirte a la
VIDA o… prefieres quedarte en la burbuja de tu
universo personal?
Amado mío, estoy aquí, soy tu mismo. Aleja todo
temor.
Acompaña tu respiración conscientemente y una nueva
visión se abrirá para ti.
No quieras atrapar lo que quiere partir. No fuerces las
cosas.

La Vida es el ir y venir del aliento y entraña un
constante cambio. Si no entorpeces su paso te colmará
con cien veces lo que creías perder.
Sólo tienes que aceptar lo Nuevo. Decir un “si” al
cambio, a todo lo que generosamente te ofrece la Vida,
sin imaginar algo preciso o concreto.
Soy Hé y vengo a decirte que, la Vida te ama
infinitamente. Si alguna vez pensaste algo distinto, te
engañaste a ti mismo.

En los momentos de más oscuridad, en cualquier
momento, pienses lo que pienses, hagas lo que hagas,
eres siempre muy amado.

VAV, la sexta de las Cartas Hebraicas

Vav es la sexta letra del alfabeto hebreo y, también
en este caso, la 6ª carta de las “Cartas hebraicas”. Su
valor numérico: 6. Signo astrológico: Tauro.
Significado: El gancho. Resplandor: Verde
Profundo, punto rojo rubí central.
Correspondencia Tarot: Los Enamorados.

En la forma física de Vav vemos una línia vertical.
Un pilar. Un hombre que se para derecho, pies en el
suelo mirada al cielo uniendo ambas cosas.
Vav es el pilar de la verdad. La Divinidad
penetrando a través del punto medio de toda
creación.
Nos ayuda a encontrar nuestro centro, a unificarnos.
Es el eje vertical: Los pies en la Tierra, en el corazón
el Sol, y la cabeza en el Cielo de la consciencia
Universal.

Extraer Vav nos indica una reunificación de nosotros
mismos. Viene a unir lo que estaba separado en
nosotros. Puede significar también una advertencia
para todo lo que, dentro de nosotros, vibra en una
errónea consciencia de separación. Como por
ejemplo compararse con otros, envidiar, querer
parecerse a la imagen que los demás tienen de
nosotros…..Todos en algun momento nos hemos
vestido con hábitos psíquicos que no dejan brillar el
esplendor de nuestra alma. No debemos rechazarlos
sino más bien entenderlos amorosamente y serán
trasmutados por la Luz.

Para meditar
La pregunta de Vav:

¿Quieres aceptar contemplarte a ti mismo en su
totalidad?
Cuanto te ocurre lo has escogido tu, sea cual sea el
nivel de consciencia de tu ser que lo eligió.
En ti estan las memorias de tu humana herencia y las
cicatrices y heridas emocionales de tu experiencia
que influyen en ti ahora.

Debes integrar tu cuerpo físico si quieres ser
completo. Siempre lo has vivido como si fuera una
cárcel que impide la libertad de tu alma. Él es
sensible e inteligente y aspira a la verdadera vida en
el paraíso de la Tierra, dede tiempo inmemorial.
Yo te ayudaré a entender que el Padre-Madre
siempre te abraza.
Soy Vav, el Mediador Divino, el Reunificador.

En Vav encontramos la vía para penetrar en lo que
es verdaderamente real en nosotros, despojándonos
de las falsas imágenes que creamos como protección,
y dejarlo fluir, unido en si mismo y con el Todo,
para convertirnos en el nuevo hombre o mujer que
morará en el Paraiso, que es en realidad esta Tierra.

ZAYIN, la séptima de las Cartas Hebraicas

Zayin, letra 7ª del alfabeto hebreo y carta número
7 de las “ Cartas Hebraicas”. También su número
es: 7. Signo astrológico: Géminis. Significado:
La Espada. Resplandor: Fuego Amarillo
Anaranjado.
Correspondencia Tarot: El Carro.

En la forma física de Zayin vemos una “vav”
cuya cabeza se extiende en ambas direcciones,
(derecha izquierda), y por eso parece una corona.
El cetro de un rey.
Zayin es la acción de la Gracia, la Espada que se
nos ofrece en señal de alianza. Es el consuelo y el
perdón del Eterno.
Es la Espada de Luz que secciona de raíz las
ataduras que encarcelan el Alma. Nada puede
resistirse a ella salvo, nuestro “libre albedrío”
que, es siempre respetado por las fuerzas de la
Luz.
Zayin está asociada a la Magia Blanca.
En la vibración de su presencia, desaparecen
anatemas , maldiciones y también viejas
memorias negativas de orden familiar.
Su vibración también evoca una lucha interna
para reconquistar la conciencia de la Unidad,
eliminando la ley del Talión, “ Ojo por ojo diente
por diente” y dejando paso a la ley del “Amor”.
Extraer Zayin indica que un recuerdo va a
despertar en nosotros. Suele ser una huella
positiva que nos va a ser muy útil en el momento
actual.

Para meditar.
Zayin pregunta:

¡Te entrego mi poder de Magia Blanca, hijo de la
Luz!
¿ Cómo vas a hacer uso de él?
Deja que sea tu corazón quien te guie, escúchalo
sólo a él y no errarás.
No permitas que tu mente interfiera.
Sólo tu corazón conoce este poder y sabe usarlo.
¿Añoras el Reino de la Luz cuya impronta vibra
por siempre en ti?
No busques más en el Cielo. La Tierra renace, se
vuelve nueva, mesiánica.
El hombre ya no necesita ganarse el pan con el
sudor de su frente.
La mujer ya no pare con dolor.

Aprende a ver a tus hijos como almas que
practican, conscientes, el “libre albedrio”.
Avanza completamente ¡libre!
Zayin arrasa con todo mal que oprime tu alma y
la hace resplandecer.

Abandona todo concepto de magia que no vaya
dirigido a hacer brillar tu Alma de Luz.

HEITH, la octava de las Cartas Hebraicas

Heith es la octava letra de las letras hebreas y
carta nº 8 de las “ Cartas Hebraicas”. Valor
numérico: 8. Signo astrológico : Càncer.
Significado: La Barrera. Resplandor: Azul
Índigo.
Correspondencia Tarot: La fuerza.
Heit está construida combinando vav y zayin con
una línia, a modo de puente, llamada jatoteret
(joroba).

Esta carta, Heith, es la Fuerza de la Motivación.
Representa la evaporación que el calor del cuerpo
mental produce en las aguas amargas de las
emociones tempestuosas. La voluntad.
Heith es la inicial de la palabra Haïm, “la vida”.
También su número, el 8, sugiere el Lemniscat, el
movimiento de vida, la energía que lo anima
todo.
Nos habla de que: “Todo es posible” si hay una
motivación profunda y real que viene del alma de
luz..

Nos enseña a no temer enfrentarnos con los
obstáculos, ellos entrañan maravillosas
experiencias de aprendizaje que nos invitan a
crecer y a actuar.
Heith inclina a ver las dificultades como un desafío
de Amor.

No hay nada que quede por resolver cuando
caminamos junto a la Inteligencia divina.
Extraer Heith nos ayuda a sumar toda la fuerza de
nuestra motivación y a emplearla de un modo
justo. Nos reclama acción y con la acción la
Barrera cae y desaparece ante nosotros.

Para meditar.
Heith pregunta:

Amado hijo, ¿Cual es tu verdadera motivación en
el Camino?
¿En que lugar se halla la búsqueda espiritual en
tu vida?
¿ Qué quieres tu, en realidad ?
Despójate de hábitos inútiles. No te sirven para
sortear la Barrera, y no tienen cabida en lo
Nuevo.
Mi energía llama al Cambio.

No maldigas las dificultades. Si en verdad quieres
vencerlas cuentas con todo lo necesario.
Llámame y te facilitaré encontrar, dentro de ti, la
potencia de tu motivación.

Lo que no quieres, o te irrita, necesita de tu
comprensión o tu Compasión. No te rebeles.
No hay nada que se resista al Poder de la
Voluntat.

TEITH, la novena de las Cartas Hebraicas

Teith es la novena letra del alfabeto hebreo y
también la número 9 de las “Cartas Hebraicas”.
Valor númerico: 9. Signo astrológico: Leo.
Significado: El Escudo, La Serpiente.
Resplandor: Esmeralda en una cueva de
Amatista.

Correspondencia Tarot: El Ermitaño.
En su forma física vemos un recipiente con un
borde invertido; la sefirá de iesod ,“paz”.
Teith simboliza Dios oculto dentro de la creación.
El bien, escondido.

Teith, el Poder de las Profundidades, se relaciona
con la energía sexual, la Kundalini.
A nivel profundo, en nuestro cuerpo, en la base de
la columna vertebral, reside una Potencia increible.
Sin ella no podríamos ser creadores. Es el origen
de las serpientes del caduceo que, ascienden de
chakra en chakra cuidando su equilibrio, que es
esencial para nuestra salud.
La letra Teih preside la acción de esta poderosa
energía ascendiendo por toda la columna,
procurando el finísimo equilibrio de los chakras
de nuestro cuerpo.

Teith nos lleva a la comprensión de que debemos
amar nuestro cuerpo físico y también escucharlo y
respetarlo.
Extraer a Teith, del mazo de cartas, significa que
debemos reflexionar sobre el uso que hacemos de
nuestras energías creadoras. Nos invita a constatar
que, estas, sólo sirven a nuestro cuerpo de Luz, y
no a nuestro ego. Que nuestro ego, no se apodera
de aquello que pertenece estrictamente al Alma.
También indica que antiguos secretos ocultos estan
a punto de salir a la luz.

Para meditar.
Teith pregunta:

Aquí y ahora, eres libre para decidir en que sentido
vas a dirigir tu energía creadora. Tienes el poder
de orientar toda situación de manera positiva,
desbloqueándola y liberándola. Lo que llega a tu
vida viene para proponerte una nueva elección.
Ahora, estoy en ti. Soy la fuerza creadora que sólo
pide expandirse.
¿Estás de acuerdo en expresar, de modo que tu
cuerpo lo oiga, la decisión irrebocable de dirigir
el fuego de las profundidades hacia el Sol del
Amor, y ofrecer a la Luz la energía sexual que hay
en ti?

Si me eliges como aliada te revelaré todo aquello
que no es real, que es ilusorio, para que camines
libre y ligero.

Teith desmitifica, libera, hace desaparecer
fantasmas, frustraciones y culpabilidades.

YOD, la décima de las Cartas Hebraicas

Yod es la décima letra del alfabeto hebreo y
también la número 10 de las “Cartas Hebraicas”
Valor númerico: 10. Signo astrológico: Virgo.
Significado :La Mano. Resplandor: Rojo.
Equivalencia Tartot: La Rueda de la Fortuna.

En Yod vemos un punto con “forma”. Una
corona arriba y un “sendero” debajo. Es la única
letra suspendida en el espacio y la más pequeña
de todas las letras.

Yod es “La Mano de Dios”, la voluntad divina y
la habilidad de sostener la creación. La Mano que
siembra, que da, que transmite. Es la acción de
fecundar, la chispa que necesita toda creación.
Esta energía de vida está en todos los universos,
en lo más grande y en lo diminuto. Está en todo
lo que existe. En cada átomo, molécula o célula
viva. Representa a Dios, cuya potencia es
ilimitada.

Es la inicial de la palabra Yerushalaim, Jerusalén,
Arquetipo de ciudad Santa.
Podemos visualizar la imagen de Yod sobre
nuestra cabeza a la vez que pronunciamos su
nombre en voz alta y acudirá para llenar y
fecundar nuestro ser.

Si extraemos la carta de Yod significa,
metafóricamente, que la semilla arraigó y el árbol
esta creciendo. Aunque la realización no esté
terminada, la Gracia viene a nuestro encuentro y
podemos vislumbrar la grandeza del cuerpo de
Luz.
Es un buen augurio para toda actividad creativa.

Para meditar.
Yod pregunta:

Soy tu Padre celestial.
¿Aceptas esta Mano tendida hacia ti?
¿Recuerdas? Estás hecho a imagen i semejanza
de Dios.
¿Cómo vas ha usar el inmenso potencial de tus
manos humanas?
Lo que sembrarás en Comunión conmigo, hablará
de tu Intención más pura.
Estoy presente en todas las acciones que sirven a
la Vida.
Soy la Omnipresencia del esplendor que te
aguarda en el Eterno Presente.

Amado mío, avanza sin temor, confiado.
Encuéntrame a través de tus hermanos. No
juzgues, observa y ama. Así me conocerás.
Tu peor enemigo eres tu, tu ego, que te aisla de
todos y no te permite ver que formas parte de
Todo y de Todos, que te engaña, creando una
falsa realidad, una ilusión.

Yod es la promesa de la realización.

KAPH, la décimo primera de las Cartas Hebraicas

Kaph es la letra número once del alfabeto hebreo y
la carta once de las “Cartas Hebraicas”. En este
caso, el valor numérico de la carta, no coincide.
Valor númerico: 20. Planeta: El Sol. Significado:
La Palma de la Mano. Resplandor: Núcleo Rojo
en el centro y Amarillo Anaranjado alredeor.
Correspondencia Tarot: La Justicia

En la forma física de Kaph vemos tres línias
conectadas con puntas y ángulos redondos.
Kaph, El Cuerpo de Resurrección, nos habla del
poder latente en el reino espiritual, de su capacidad
para manifestarse en el mundo físico, y de la
habilidad que tiene el alma para encontrar la
conexión con la esencia de Dios.

El poder sanador de Kaph es inmenso, puede
penetras en los más densos planos físicos.
A veces, necesitamos su ayuda para seguir
avanzando porque Kaph es potencia de Vida.
En lo más profundo de las células,Kaph activa el
código secreto de nuestra herencia Divina.

Extraer Kaph significa que se hace necesaria la
acción en el plano físico. Tal vez una energía de
cólera debe reconducirse, canalizarse de forma
constructiva, o quizás tengamos que batallar y
ganar la partida a una actitud de pereza física,
psíquica o espiritual. Kaph nos servirá de
magnífica ayuda en cualquiera de estas situaciones.

Para meditar.
Kaph pregunta:

¡Amado Hijo del Infinito! Estás encarnado sobre la
Tierra para realizar el más hermoso de los viajes.
Este cuerpo, de carne, tiene tanto que enseñarte…
Déjate sorprender por su sabiduría. Las células
saben, mucho más allá de tu mente.
¿Escuchas la llamada de la Tierra, Esposa del Sol,
que anhela los rayos de Amor de su Rey, separada
de él a causa del psiquismo humano?
¿Oyes la llamada que, asciende desde lo más
profundo de tu cuerpo de carne?

Aunque te sientas en peligro y el miedo te
paralice, actua. Es el momento de la acción. Apela
a la fuerza de tu Alma y avanza.

La solución a este laberinto que, te parece tu vida,
está en el mismo centro de ti, en tu interior.
Escucha lo que la sabiduría de tu cuerpo te quiere
decir sin palabras.
Todo lo que necesitas está en ti.

Kaph nos insta a abrirnos para poder llenar nuestro
recipiente de la potencia de la Vida, en constante
movimiento.

LAMED, la décimo segunda de las Cartas Hebraicas

Lamed es la letra número 12 del alfabeto hebreo,
la número 12 de las “Cartas Hebraicas”, cuyo
valor numérico, en este caso es: 30. Signo
astrológico: Libra. Significado: El Aguijón del
Amor. Resplandor: Anaranjado Azafran.
Correspondencia Tarot: El Colgado.

En la forma física de Lamed vemos una vav cuya
cabeza ,(yod), mira hacia abajo, sobre una kaph.
“Una torre que se remonta en el aire”.
Lamed es la única de las letras que se remonta
por encima de la línea de escritura.

Lamed nos sugiere el corazón de un hombre
sabio que, asciende para intentar comprehender la
sabiduría de Dios.
La parte inferior redondeada de esta letra
representa el plano de lo es manifestado, la parte
superior nos comunica con los más altos planos
de Conocimento. Si nos identificamos con
Lamed y meditamos en ella, podremos percibir el
punto de conexión sobre nuestra cabeza.

Lamed nos llama al silencio y la meditación.
En su presencia tenemos acceso a planos de
conocimiento que no van dirigidos al intelecto,
porque el intelecto no puede comprenderlos.
Lamed nos revela lo que está oculto. Nos desvela
lo que no está escrito, “entre línias”, en los textos
sagrados.

Para meditar.
Lamed pregunta:

Alma querida, hoy has avanzado y puedes ya
entrever los beneficios de esta evolución.
No estás solo en el viaje, todos los habitantes del
planeta Tierra caminan hacia la Nueva
Conciencia. Entidades de planos superiores de
Luz han elegido encarnarse para liderar a la
humanidad, y contribuir al advenimiento del
Hombre Nuevo.
¿Y tu, mi bien amado?
¿Eliges avanzar, en la conciencia de la Unidad,
con todos tus hermanos sin excluir a ninguno?
¿Eliges perdonar a a todos cuantos te ofendieron
y te hicieron sufrir presos por el velo de la
ignorancia?

Si esto que te propongo se te antoja díficil o
imposible llámaMe. Yo Soy la fuerza de la
Compasión y hoy te ofrezco convertirte en Mi.

La pregunta de Lamed requiere que nos
impregnemos de la vibración de esta letra y nos
dejemos llevar hasta las alturas de nuestro
Cuerpo de Luz antes de contestarla.

MEM, la décimo tercera de las Cartas Hebraicas

Mem, letra decimotercera de las letras hebreas y
también decimotercera de las “Cartas Hebraicas”.
Valor numérico: 40. Significado: El Agua.
Resplandor: Azul.
Correspondencia Tarot: La Muerte

Mem es la letra del “agua” (maim) y simboliza la
Fuente de la Sabiduría Divina de la Torá. La Gran
Madre, una corriente de Sabiduría que fluye
constantemente.
Mem, La Gran Madre, nos propone renacer,
encontrar nuestra verdadera identidad Divina.
Ella lo es Todo, su esencia está en todas partes y
es Amor puro.
Esta letra viene a recordarnos Nuestra filiación
Divina.

A través de nuestra madre humana hemos
heredado la filiación de la vieja humanidad que
se ha apartado paulatinamente de su propio
Esplendor.
Los egos no pueden entenderse, en esta vieja
humanidad.

Las relaciones paternofiliales están, a menudo,
marcadas por desencuentros, incomprensión y
sufrimiento.
Extraer a Mem hace que recuperemos la
consciencia de nuestra filiación divina. Podemos
reconocernos plenamente como hijos de nuestra
Madre divina, sin renunciar, por ello, a nuestra
madre humana.. Renacemos a nuestra auténtica
identidad.
Mem posee un gran poder de purificación y nos
exige sintonía con la realidad. Disuelve nuestras
mentiras conscientes e inconscientes.
Desvela la Verdad.

Para meditar.
Mem pregunta:

“Amado Mío por siempre, vengo a ti para que
recuerdes que eres Hijo Mío.
Me he ocupado de ti desde antes de tu
nacimiento.
Te he cuidado en todos y cada uno de tus pasos.
Sin Mi no hay Vida.
Soy el inmenso Amor infinito.
Yeshuah ( Jesús), se refería a reencontrar el Amor
de la Madre divina, cuando hablaba de volver al
vientre de la Madre.

¿Te reconoces como Mi Hijo?
Para poder volver a Mi te pregunto:
¿ Aceptas mirarte con los ojos del Alma?
Sincérate, aparta de tí lo que no sea real, y
también osa mirarte con la grandeza de lo que,
en realidad, eres.

Observa en tus Luces y sombras, acéptalas y así
podrás sumergirte en mis aguas azules y renacer
al Amor incondicional.

NAUN, la décimo cuarta de las Cartas Hebraicas

Naum, decimocuarta letra del alfabeto hebreo y
también de las “Cartas Hebraicas”.
Valor numérico: 50. Significado: El Pez.
Signo astrológico:Escorpión.
Resplandor:Verde Esmeralda.
Correspondencia Tarot: La Templanza.
En la forma física de Noun vemos un recipiente
“doblado”.El sirviente doblado.

Naun, la Guardiana de la Gran Obra, anuncia
momentos de cambios y perturbaciones.
Viene para romper nuestros viejos esquemas.
Puede aparecer enforma de una dura prueba y tal
vez no acertemos a ver, en ella, la fuerza del
Amor que nos impulsa a cambiar, a andar nuestro
Camino sin resistencias. Todo es para bien en el
gran plan divino.
En nosotros, a un nivel profundo, habita nuestra
Sombra. Es lo que no admitimos, lo que no nos
gusta de nosotros mismos. Ira, odio, venganza…

El extraer a Naun, nos indica que debemos
entender mejor esa parte de nosotros que
repudiamos, integrándola en la esfera del Amor
Incondicional que, nunca juzga que, sólo ama.
Somos seres de Luz maravillosos sólo que, los
patrones que manejamos, el actual psiquismo
humano, no nos permite verlo.
Naun viene también para enseñarnos a amar
nuestro cuerpo humano, a mimarlo y a darle su
verdadero valor como Templo de la Vida que es.

Para meditar.
Naun pregunta:

¡Oh amado hijo!
Es tiempo de cambio y transformación. Sobre
todo, interior, aunque también la mutación se
haga visible en el exterior.
¿Te sientes preparado para aceptar, soltar, las
antiguas referencias?
¿Qué te impide hacerlo?
Tu alma prisionera anhela su liberación, y el Rey,
que no es otro que, el Esplendor de tu Ser divino,
viene para liberarte de todo lo que ya no te sirve
de todo lo que, ya no necesitas.

Ahora, en este mismo momento, afirma ese
continuo movimiento, esa evolución constante
que es la Vida.
Sin temor, di un si rotundo a la Vida y a lo
Nuevo.

Cede a la energía de mi resplandor esmeralda y te
mostraré el tesoro de la Alquímia espiritual para
que, puedas formar parte del Nuevo Mundo.

SAMEKH, la décimo quinta de las Cartas Hebraicas

Samekh, decimoquinta letra del alfabeto hebreo
así como también, decimoquinta carta de las
“Cartas Hebraicas”.
Valor numérico: 60. Significado: El Apoyo.
Signo astrológico: Sagitario. Resplandor:
Amarillo.
Correspondencia Tarot: El Diablo.

En la forma física de Samekh vemos un círculo.
El anillo nupcial.
Esta forma circular sinboliza la fe fundamental
reflejada en todos los niveles de la Torá y de la
Realidad.
El final se une con el comienzo y el comienzo,
con el final.
Samekh, el Escudo de Luz, representa el Amor de
Dios, ese Amor incondicional que se da sin
reclamar nada a cambio. El Amor que, nada pide.
que se ofrece generosamente sin contrapartida.
Extraer Samekh indica que, tal vez, necesitemos
un descanso, un alto en el camino para tomar
fuerzas y continuar.

También viene a decirnos que, podemos
abandonarnos a la Gracia Divina y emprender
nuestras acciones bajo la segura protección de su
Luz.
Si estamos atrapados en el tumulto, debemos
recordar esa cita ineludible con nuestro Ser de
Luz, en nuestro interior. Debemos gozar, ahora,
del silencio,volver a lo realmente esencial.

Para meditar.
Samekh pregunta:

¿ Aceptas recibir mi Amor que no pide nada, que
sólo da?
Hagas lo que hagas, digas lo que digas, pienses lo
que pienses, Yo te Amo.
Estoy aqui y te sostengo.
¿Eres consciente de esta Realidad?
Nunca lo dudes. Tal vez no me percibas a traves
de la persona que esperas o del modo que
imaginas. No pongas límites. Estoy aquí, seré tu
sostén.

Cada esfuerzo, cada lágrima es conocida por Dios
y créeme, nada fue en vano.
Hoy tienes una cita con la Paz del Corazón si
aceptas abandonarte a Mi Luz.
Reposa guerrero fatigado, reposa. No necesitas
armadura, seré tu Escudo de Luz.
Unido a Mi eres invencible.
¿Sientes Mi presencia en el chakra del corazón?

No terminó tu Camino, pero acepta ser como un
niño que encontró de nuevo su alegría bajo la
protección de sus divinos padres.

AYIN, la décimo sexta de las Cartas Hebraicas

Ayin letra número 16 del alfabeto hebreo y
también de las “Cartas Hebraicas”.
Valor numérico: 70. Significado: El Ojo, el
Manantial. Signo astrológico: Capricornio.
Resplandor: Azul Profundo.
Correspondencia Tarot: La Torre.
En la representación gráfica de Zayin vemos una
noun alargada con una vav incrustada. El
recipiente de noun recibe la bendición de Dios, la
vav.

Los dos ojos y los nervios ópticos ingresando en
el cerebro. El ojo derecho mira hacia arriba,
samekh y el ojo izquierdo mira hacia
abajo, hacia la Pé.

La aparición de Zayin, el Ojo de Dios o el
Manantial, implica, generalmente, un desafio de
amor.
La mirada humana tiende a juzgar, a separar, a
comparar, según su propio criterio.
El pensamiento crea. Vemos lo que creamos y
por tanto, creamos, lo que vemos, condenando el
clamor del alma a un grito sin fin.

Un círculo vicioso del que puede liberarnos la
llegada de Ayin, si elegimos no confiar más en las
apariencias y mantener una mirada de Amor y
Unidad en todo momento y circunstancia.
Mantenernos en este propósito no es tarea fácil,
pero si invocamos la ayuda de Ayin tendremos la
fuerza necesaria para conseguirlo.

Ayin tiene el poder de despertar el chakra del
“tercer ojo”, la glándula Pineal, vinculada al
conocimiento de la Unidad. Este chakra se
encuentra en la frente, entre las cejas.

Para meditar.
Ayin pregunta:

¿Aceptas entregarme tus creencias, hijo de la
Fuente de la Vida?
Elegiste encarnar para experimentar la dualidad y
desvelar la Luz que se oculta en toda materia.
¿Aceptas ofrecerme tu humana mirada para que
en tu frente se abra el único ojo que puede
apreciar la sutil realidad del mundo?

La humanidad que, me olvidó, continua con
ancestrales creencias basadas en el miedo, y en la
nueva Consciencia, no tienen razón de ser
pero todavía se apegan a ti.
¡Despréndete de esos hábitos que ya no
necesitas!
Deja que te inunde con mi Luz que saciará tu sed.
Unido a Mi serás un manantial inagotable lleno
de la alegría de dar.

Amado mío, en perfecta comunión conmigo,
¿Aceptas ser una Fuente?
Aun sin tener plena consciencia de ello, somos
muy afortunados.

PÉ, la décimo séptima de las Cartas Hebraicas

Pé es la letra número 17 del alfabeto hebreo y
también la carta 17 de las “ Cartas Hebraicas”
Valor numérico: 80. Significado: La Boca.
Planeta: Venus. Resplandor : Amarillo
anaranjado.
Correspondencia Tarot: La Estrella.

En la forma física de Pé vemos una boca con un
diente.
El espacio en blanco dentro de la Pé forma una
beith escondida.
Pé, el Verbo Creador, nos habla del gran poder
de la palabra.
Cuando hablamos conscientemente, emitimos
una energía que, actúa, y no podemos ni imaginar
el largo recorrido de esa energía.
El Verbo posee un inmenso poder creador,
porque estamos hechos a imagen y semejanza de
Dios.

La voz humana es un regalo poderoso y
deberíamos usarla con consciencia y amor.
Un sabio dijo :
“Serás esclavo de tus palabras y dueño de tus
silencios”.
Extraer la carta de Pé nos indica que, debemos
reflexionar sobre el poder divino de la palabra.
Que, existe la oportunidad de deshacer
conflictos, intercambiando palabras amorosas
con nuestros familiares, amigos o compañeros de
trabajo; enderezando así, sufrimientos ligados al
egoismo y a la separación.
El cuerpo físico oye y se ve afectado por lo que
decimos en voz alta, por lo que deberíamos evitar
palabras de temor, duda o desaliento.
Para meditar.
Pé pregunta:
¿ Aceptas ofrecer a mi resplandor de Amor. todo
lo que sientes haber dicho, todo lo que oíste y te
hirió, todo lo que no permite la expresión de tu
ser interior, todo lo que no te permite oir
amorosamente a tu prójimo?

Entégame tus miedos y te ayudaré a expresar lo
que realmente eres.
Expresando la mágia blanca del Perdón, unido a
Mi, puedes liberar tu alma de penosas cadenas.
Proponte, con firmeza, utilizar el magnífico don
de la palabra unicamente para reparar, construir i
amar. Crearás belleza a tu alrededor y tu vida se
tornará armoniosa y dulce.

TSADDÉ, la décimo octava de las Cartas Hebraicas

Tsaddé es la letra número18 de las letras hebreas
y también la 18 de las “Cartas Hebraicas”.
Valor numérico: 90. Significado: El Anzuelo, la
Justicia. Signo astrológico: Acuario.
Resplandor: Rojo púrpura.
Correspondencia Tarot: La Luna

En la forma física de Tsaddé podemos apreciar
una gran semejanza con la letra aleph.
Tsaddé esta formada por una yod insertada en la
parte superior de una noun inclinada.

La sabiduría superior (yod) y la inferior (noun).
Estamos entrando en el momento de la gran
reconciliación, la era Mesiánica.
La Humanidad junto con la Tierra se adentran
ahora en la influencia de Tsaddé, que rige el
signo de Acuario.
Esta hermosa letra nos propone reconocer lo
Justo en todos los acontecimientos que la vida
nos propuso experimentar. Podremos aprender

que, en realidad, todo es justo, y podremos mirar,
levantando el velo de las apariencias, y así crear
una era de Justicia y Paz, la era de Melquisedec,
el Rey de la Justicia.

Tsaddé irradia una energía andrógina, contiene
una parte yin y otra yang.
Esta letra actua sobre el hombre y la mujer que
quieren unirse.
Libera las memorias negativas, las relaciones de
fuerza y todo lo que pesa en el inconsciente
colectivo y desgarra la pareja.
Tsaddé nos ayuda a crecer a través de cualquier
crisis, a reconocer, con amor, lo Justo.

Para meditar.
Tsaddé pregunta:

Alma de Luz recuerda quien eres en realidad.
¿Quieres elegir, en consciencia, ser Hijo de
Acuario?
¿Aceptas abandonar los viejos procesos de
separación?
Mujer de la Tierra ¿ Aceptas desposarte con el
principio masculino?

¿ LO sitúas en el centro de tu vida para irradiar
su Amor a cuantos te rodean?
Hombre de la Tierra, ¿ Aceptas desposarte con el
principio femenino?
¿LA situas en el centro de tu vida para amarla?
A los que buscan su alma gemela, yo les digo:
La encontrarás en Mi, en la libertad del Amor.
Ven a mi Luz y verás nacer la nueva era de la
Justicia.

QOF, la décimo novena de las Cartas Hebraicas

Qof letra número 19 del alfabeto hebreo y
también, la número 19 de las “Cartas Hebraicas”.
Valor numérico:100. Significado: El Ojo de la
Aguja. Signo astrológico: Piscis. Resplandor:
Violeta.
Correspondencia Tarot: El Sol
En la forma física de Qof vemos la combinación
de una reish y una zayin. La zayin hacia la
izquierda descendiendo por debajo de la línia. La
reish hacia la derecha sobrevuela encima de ella.
Ambas se entrelazan para formar a Qof.

El hecho de que Qof descienda por debajo de la
línia de escritura indica el camino que toma la
Luz, adentrándose hacia el centro de la Tierra,
así como hacia las partes más densas de nuestro
cuerpo físico o sútil. Penetra en los planos
vibratorios más densos y pesados, que, han
olvidado cualquier relación con el Amor y la
Unidad

No hay lugar alguno donde el Amor Divino no
pueda penetrar.
El poder de la vibración de Qof es una preciosa
ayuda para poder apreciar, en todos
y cada uno de nosotros, la Divinidad.
Extraer a Qof en el sorteo significa que, estamos
siendo invitados a comprender la fuerza de Vida
que reside en las prufundidades de nuestro
cuerpo, de la Tierra y de todo lo físico.

Siempre se nos tiende una mano de Amor por
oscura que sea la matería o la situación.
A esta letra se la vincula especificamente con
Cristo.
Su enseñanza alquímica no implica huír de la la
matería e ir a la Luz, sino más bien, reconocer
ambas cosas como una sola. En la nueva energía
se nos pide rectificar la ilusión de la dualidad.

Para meditar.
Qof pregunta:

¡Oh, amado mío!
¿Olvidaste quién eres?

Sin duda lo olvidaste. Escogiste el camino del
árbol del conocimiento del bien y del mal,
escogiste conocer el camino del egoismo y la
separación.
Hoy mi Luz se revela a ti para alumbrar tus
profundidades. Siéntete feliz, nada ha sido inútil.
Ahora es el momento de volver a Casa. Alégrate
del Retorno. Cuando la Tierra y el cuerpo físico,
prueban el fruto del árbol de la Vida, se produce
la nueva eucaristia.

Venid a Mi, amados míos, mi infinito amor
alumbrará el camino.
Tras esa sombra que, la vibración de Qof disipa,
encontraréis a Cristo en vosotros mismos.